¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

頑張れ

Hace muuuucho tiempo, en una galaxia muy lejana, unos incautos gaijines acompañaron a un no menos cauto ikusuki a su desafío anual y descubrieron un bizarro mundo de deporte, sudor y lágrimas… la maratón de Tokio. Las lágrimas, pronto comprenderíamos, no serían solo de dolor, sino más bien de descojone… Y quien no sepa de qué va a la película, que consulte el archivo.

No pensamos que volveríamos a ver aquel espectáculo… uno de nosotros se equivocó. Y por el estilo del post ya os habréis dado cuenta de que no fue Lorco. ¿Me ha dao un siroco y he empezado a hacer deporte? Sí a lo del siroco, pero lo de hacer deporte habría que matizarlo… Maticemos.

No todos los corredores tienen un par de amigos locos dispuestos a madrugar y pasar frío para animarlos, y eso aquí en Japón se tiene muy en cuenta. Ningún corredor (que tiene huevos hacer 40 kilómetros) está solo, y para eso se movilizan grupos de música, asociaciones de vecinos, centros culturales… (¿lo veis venir ya?) ¿ y qué mejor manera de marcar el ritmo y calentar los corazones que a ritmo de TAIKO?

Maraton de Tokio 2014

El domingo a las siete y media he de admitir que no lo veía muy claro, pero una vez que llegas, te preparas y empiezas a darle al bombo con todo lo que tienes… Es como una simbiosis: los participantes te animan con su agradecimiento y tú les correspondes con gritos de “gambare”, redobles de tambor y tintineos de timbales… Pero sobretodo hay un intercambio de sonrisas, saludos e incluso fotos. Y es que los disfraces de más de uno son pa mear y no echar gota… como la cara que se nos quedaba cuando algún/a corredor/a se paraba para tomar una foto del grupo (nosotros flipando en colore) o incluso pedía a los que andábamos a pie de calle con los sonajeros y los cimbales que posáramos con él/élla para llevarse el recuerdo a casa…

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Top ten Kanazawa 2013
Hace unos 730 días, relatábamos Es normal que nieve en Febrero
Hace unos 1095 días, relatábamos Refugio de aves
Hace unos 1460 días, relatábamos Conversaciones de barra, otra vez
Hace unos 2189 días, relatábamos Escuchando a Danny Elfman
Hace unos 1824 días, relatábamos Oust Gloria!!!
Hace unos 2189 días, relatábamos Una pausa antes de seguir con Japon

12 Comentarios a '頑張れ'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Sol dice:

    ¡¡Yo también me apunto a eso!! A animar claro, que yo correr, a por el autobús y poco más. 😉

  2. Grande!! Menudo espectáculo es esa maratón!

  3. lorco dice:

    Anda que no hacia frio ni na!!

    Si es que la pasión se lleva MUUU DENTRO!!

  4. Jota dice:

    Por aquí por desgracia no hay Taikos, nos tenemos que conformar con las batucadas pero es una de las cosas que mas anima a los corredores en una carrera.MOLA!

    • nerea dice:

      Aqui en funcion de los barrios tambien hay grupos de batucada, es mas festivo y tal, aunque yo prefiero los taikos.. jeje Y si intentas que te elijan para el proximo maraton???

  5. Pau dice:

    Pero que salaos sois

  6. Oskar dice:

    Ostras, que envidia me das!! las dos o tres clases que hicimos juntos nos lo pasamos guay y yo siempre he querido más!!! a ver si Kota se hace un poco grande y me enseñas a darle hostias al tambor!

    Genial, Nere!!

    • nerea dice:

      Cada día me mola más lo de los taikos, sobretodo porque el grupo es majodelamuerte y a nadie le importa si lo haces bien o mal, sino las ganas que le pongas. Seguro que te gustaria

  7. Neki dice:

    Desde el primer día que jugué con Ikusuki y con vosotros (recordad que hay vídeo) al Taiko no Tatsujin he querido aprender a tocar el Taiko. Me he tenido que contentar con jugar al Guitar Hero con la batería.