¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Botones para llamar al camarero en los restaurantes

Una de las cosas que nos llamo la atención ha sido, evidentemente, el servicio. Al igual que en Filipinas donde todo el mundo nos chillaba buenos días al entrar en una tienda, aquí la gente de chilla un “irasshaimase” (bienvenido) que llega desde la puerta de entrada a la cocina.
Pero últimamente el Lorco se fija y ha descubierto un BOTÓN, si, si, un botón en las mesas de los restaurantes. El principio me parecía tan solo una cosa de plástico para sostener las servilletas, estaba seguro que no tenia ninguna utilidad. Grave error.
Ese botón tiene un rol importantísimo en grandes restaurantes y en hora punta. Tu llegas a tu restaurante preferido, te sientas, te dan la carta y se piran. Y tranquilamente, muy tranquilamente lees la carta y cuando hayas decidido, PIIIIIIIIIIII!!! a apretar el botón.


En menos de 15 segundos tendrás a alguien en la mesa tomando nota de tu pedido.
Que se te terminado el agua y quieres mas, PIIIIIIIIIIIIIIIII!!! botón que te crió y agüita para tu vaso.
La verdad es que es mucho mejor que tener que andar chillando, “niño toma nota!”
Y algo que se hace en todos los restaurantes donde he ido, la cuenta te la dejan en la mesa nada mas pedir, y cuando terminas te levantas, coges tu cuentecita y te diriges a la salida del restaurante donde una caja registradora te espera para salir. Esta gente no debe haber tenido nunca cenas de catorce que se levantan y al grito de “SINPAAAAAA!!” desaparecen en la noche.

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos la Publicidad en las carreteras Filipinas
Hace unos 730 días, relatábamos Nerea contaba como Moises era un pardillo y Lorco En que pierde el tiempo Guillermo Navarro

12 Comentarios a 'Botones para llamar al camarero en los restaurantes'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Fernando dice:

    Pues si no lo han tenido lo tendrán…jajaja quién se apunta a un sinpa en tokio este finde?

    Saludos

  2. Curro dice:

    Yo me apunto en Semana Santa, para convertirnos en leyendas urbanas y perdurar por los siglos de los siglos…

  3. mcarmen dice:

    Yo tambien quiero apuntarme, pero va a estar complicado a ver si se va llenando la hucha que me regalo la Guesa y vamos reservando billetes, jejejejej.

  4. lorco dice:

    Eso, eso, que cuantos mas seamos en eso del SINPAAAA!!! mas posibilidades de convertirlo en una leyenda urbana de esas que duran toda la vida.

  5. OSCAR dice:

    Desde Valencia estamos preparando algo, solo puedo decir, que seremos muchos, y tambien que se nos recordara por alli, algun tiempo…
    Preparaos chicos!!!

    En España puteariamos demasiado a los camareros!!!!

  6. OSCAR dice:

    ya teneis la nueva nintendo ds ??

  7. lorco dice:

    nooooooo, pero prometo que en cuanto salga iré a mirarla, no me convence eso de que no pueda jugar al guitar hero, le han quitado el puerto de la game boy…

  8. mahal dice:

    Nere tiene mucho miedo, las amenazas de Oscar y la banda no son para tomarlas a broma.. me veo deportada. hahaha

  9. Manchu dice:

    Madre mia!!! que ambientazo tiene esto!!! jajajaja
    Yo puedo prometer y prometo qeu iré a veros!! no sé cuándo pero si sé como!!!jajajaja
    me uno a crear la leyenda urbana del “sinnpaa” asi qeu habrá qeu ir mirando billetes para allá no??jajaja
    besicosss y buen findeee 😉

  10. Eva dice:

    Yo voy!..aunq iría antes si pudiera hacer lo del sinpa con los de air france, ¡vaya ladrones, 1000 € de billete, total, por 10 horitas de vuelo de nada y un bollo congelado…!

  11. necuro dice:

    bueno, no sé si tu papa se apuntará a lo de SINPAAA, pero al menos tendrá tiempo nde pensar lo que come y no liarse agritos pa llamar al camarero.
    que espabilaos son estos japo.

  12. Hola muchachos. Hoy me he perdido el blog. Aun así voy a sacar unos minutos de tiempo.
    Un abrazo a los administradores del Blog y otro a los blogeros fieles.
    Buen fin de semana a todos.

    PD: Estas ultimas semanas se me esta haciendo mas llevadero el trabajo. 🙂