¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

EL ALTRUISTA DÍA DE VIAJES EN TREN POR JAPÓN (Titulo Original: “one day by train”)

Antes de empezar aclarar con el lector que aunque observen cierto tono irónico, en ningún momento se
vio afectada la relación de amistad con el susodicho “Lorco”, sino todo lo contrario, como estamos
acostumbrados ante los infortunios la relación se consolido todavía más. Dicho esto y aplicando desde ya
lo anterior entiendan que estaba en su casa y que cualquier enfado podría propiciar nuestra puesta en la
calle.

Previo día anterior…
Terminando unas cervecitas en el sitio de costumbre de todas las noches

Sede temporal

le digo al Lorco de pedir la cuenta, me mira y me hace gesto de dedos índices en “X” cruzándose y el resto de las manos cerradas, diciéndome que es el modo de pedir la cuenta y que si hago gesto de escribir o similar relacionado con factura lo único que conseguiré es que me traigan un bolígrafo, me pongo a mirar al camarero y cuando coinciden las miradas ZAS! dedos índice en cruz haciendo una X en alto, me mira, sonríe, y amablemente me trae la cuenta, no dejando de asistir a la típica acción española entre el Lorco y yo de la disputa por pagar sin conocer el arte hispano de invitar, escaquearse o retozar a pagar rondas debidamente dicho.

Pidiendo la cuenta

Día de salida a Nikko,
Nos levantamos tempranito toda la family, desayunamos café en la máquina de enfrente de casa Lorco, menos el niño claro está y para la estación acompañados por la anfitriona Nerea, se ocupa de nosotros hasta el último momento dejándonos en la penúltima estación donde teníamos que hacer el transbordo y nos reitera varias veces el camino, como siempre una atención magnifica que le convence cada vez más de mis dotes comerciales, aunque esto último solo lo entenderá la antedicha Nerea.

La maquina del desayuno

Guia

Empieza la travesía, nos movemos por metros y hacemos el transbordo, todo correcto y subimos a un tren que sin estar mal ya no es del confort de los de Tokio, con asientos muy pequeños y enfrentados mediante mesitas, y pendientes de un segundo transbordo que realizamos a una hora de viaje, aquí ya empezamos a incomodarnos con las gestiones, varios trenes, varios transbordos, cada vez más pasajeros autóctonos y el idioma empieza a ser un handicap , dado que en Japón tienen el mismo nivel de Inglés que en España, o sea, ninguno. Vemos que no nos entienden preguntando los trasbordos y aunque como siempre eran atentos dándonos respuestas, estaba claro que era por no decirnos que ni pajolera idea acerca de lo que preguntábamos o decíamos.
Subimos a un segundo tren de unos 12 vagones y este ya tiene un aspecto más segunda guerra mundial aunque todo muy limpio y sumado que empezamos a ver gente que nos mira sorprendida, en fin para adelante otra media hora aproximadamente, haciendo paradas y preguntando por Nikko en cada una, más o menos calculado donde nos tocaba y el revisor que nos hacía gestos de que no saliéramos todavía.
Con el resultado que llegamos a un punto que el tren se para definitivamente y se baja todo el mundo, ahí estamos los tres sonrientes buscando al revisor que no aparece por ningún lado, pero como estamos cerca de la cabina preguntamos al conductor, el cual se gira y nos hace un gesto con dedos índices en cruz “X”, FLIPA!. Yo con cara de póker y Loli me pregunta ¿que quiere decir lo que nos hace? , con lo que sabía del día anterior le digo “Nos está pidiendo la cuenta” , Loli y yo con cara de incredulidad le enseñamos los billetes y ahora el sorprendido pasa a ser el, nos mira y nos hace gesto amable de que abandonemos el tren , así que sin saber nada salimos del tren…

y ¡TODAVÍA HAY MAS ¡ el tren ha menguado, ¡solo hay dos vagones! ¿que ha pasado con el resto ? aquello que eran más de 10 vagones ahora son solo dos y la cabeza, pero no solo es eso, estamos en una estación muy pequeñita y allí no hay nadie, pero nadie nadie, para que luego me digan que 40 millones solo en Tokio, ¡JA! pues ya podía haber solo uno por allí para preguntar, nos vemos perdidos al no poder preguntar y desconcertados dado que girando la cabeza los 360 grados allí no se ven montañas, ni arboles gigantes como me dijo el Lorco, iluso de mí de mi cuando me dijo que vería arboles como el bosque de Endor (Star wars) así que dadas las circunstancia andamos unos doscientos metros al pueblo mas cercano, y entramos en la primera tienda que vemos, una inmobiliaria, cara de alucinado al vernos entrar la única persona que se encuentra en la tienda , no sabe ni de que hablamos sin deciros que está más sorprendido el que nosotros, y así preguntamos a todo el mundo que veíamos, después dos chicas jóvenes en bici, estás divertidas siempre riendo y sonriendo pero sin entendernos, lo que estaba claro era que todos nos mandaban de vuelta a la estación, después una mujer que sale de su casita con su pequeño coche (Capsule 8 –Dragon Bal) , idéntico nos remite de vuelta a la estación, etc..
Abreviando … para allá vamos, los tres volvemos hacia la estación, llegamos a la misma y Loli recuerda que Lorco dijo que salían autobuses por lo que vemos aparecer uno en la lejanía, pero como si el también nos hubiera visto nada mas llegar al primer cruce coge la perpendicular y nos deja plantados, ¡na de na ! allí esperando.
Con lo impresionante que vuelve el tren que nos había dejado inicialmente, el de dos vagones, a pasar por delante de nosotros, hasta que al final cojo el teléfono de renting que tenía, detallar que el Lorco nos había prestado y recargado para nuestra estancia cuando pensábamos que nos quería y no nos haría nunca nada malo, y probamos llamando a Nerea, al final tras varios intentos sin éxito y nuestro estado llamamos al Lorco, sabiendo que estaba at work:

  • Lorco- Sí , ye ¿que pasa Edu?
  • Edu – Perdona Lorco que te moleste, Nerea no me lo coge y aquí hemos preguntado y no se ve nada turista, ni templo, ni nada, nos miran todos extrañados como diciendo que “buscan? ” cuando preguntamos por el templo.
  • Lorco- Pero ¿donde estáis?, seguir a los turistas y los autobuses que hay delante de la estación
  • Edu -Aquí no hay turistas, ni vemos autobuses, Sí Espera ¡allí se ve uno , no!, se va en otro sentido..
  • Lorco- Edu, ¿Hay una estación blanca ?
  • Edu – Aquí estamos en la estación blanca …

De repente pasa una persona con cierta imagen más universitaria a todos los que habíamos visto anteriormente en el pueblo, no por ello menos amables, y el mismo al vernos hace gestos de pararse a atendernos, ya que como tantos otros se debe de preguntar “¿que hacen estos europeítos por aquí ?”, con la fortuna que entiende un poco inglés, más un poco que entiendo yo, son dos pocos lo que al final es algo y puedo permitirme pasarle el teléfono para que hable con Lorco y aclarar la situación, y la conclusión es esta….
Pone cara de OOOHHHHH ¡ Luego cara de reírse que evita de inmediato porque estamos delante y gesto de mover la mano que aunque no entendamos el lenguaje de los signos claramente nos viene a decir que estos tíos se han perdido a lo grande

Concluyo haciendo la mejor síntesis con las dos siguientes imágenes, de donde estábamos y donde deberíamos estar:
Primero la estación en la que estoy , humilde, sencilla, se podría decir que hasta discreta, segunda imagen la estación que tiene el Lorco en Mente, podéis hacer la comparativa solo tomando como escala las personas.

El otro Niko

 

Regreso desde “un Nikko”,
Vuelta al tren de regreso, accidente ferroviario y dos horas de retención, más las dos horas de vuelta, mas entender a la gente, y correr, y guiarse por las estaciones y transbordos, en fin faltaba un cámara corriendo detrás nuestro en plan programa televisivo, … bueno al final conseguimos VOLVER A TOKIO ,
… bueno exagero un poco, pero mucho Tren-metro y demás, siempre pensaré que era propósito del Lorco que nos licenciáramos en “Tokyo Transport”

Falta gente

Perdido en Japon

Esto es clase

Vamos que esa noche soñé con mi equipo dirigiendo el metro bajo la atenta mirada de la “teacher”, como manifiestan las siguientes imágenes…

11

Ume-shu

Como siempre FINAL FELIZ, a nuestra llegada, salida 09:30- llegada 19:00, nos estaban esperando los anfitriones, el Lorco cargado de disculpas pero sin perder la sonrisa (viva la gente alegre) y nos invitaron a una buena cena de asador de buey con toda la bebida incluida, sí he dicho toda la bebida incluida, lo sé …mira si lo pase bien que a veces me planteo perdonarlo, porque esto de que hay muchos “Nikos” no me lo trago.
Y puesto que cabezones somos y así nos identificamos al día siguiente estábamos en el templo Nikko, pero eso ya es otra historia con otras particularidades.

reflejo

el VERDADERO Nikko

Aclaraciones…

  • el tren menguo porque se iban separándose vagones en cada parada y ramificándose a distintas poblaciones,
  • Los dedos índices en cruz marcando una “X” significan el final, si estás en un restaurante es innegable el significado, si están en un tren es también obvio.

Gracias Lorco y Nerea!!

TOKIO 2013

El amigo de Marcos

Festivales

La señora de los papeles

Amigos

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos De oca a oca
Hace unos 730 días, relatábamos  Dime que comes…
Hace unos 1095 días, relatábamos De paseo por el Fuji (富士山)
Hace unos 1460 días, relatábamos Comiendo Ramen (ラメン)
Hace unos 2189 días, relatábamos Durante el mes de Octubre… , Como irse sin hotel y no dormir en el tren
Hace unos 1824 días, relatábamos Parque marino de renombre mundial en Manila (al fin)
Hace unos 2189 días, relatábamos Esto se merece un articulo

9 Comentarios a 'EL ALTRUISTA DÍA DE VIAJES EN TREN POR JAPÓN (Titulo Original: “one day by train”)'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Pau dice:

    Guest post con niño antes que en mi blog, que cracks!

  2. Sol dice:

    Jajaja!, ¡por lo menos teníais un teléfono de contacto!, quien no se haya perdido en un trayecto en tren, que tire la primera piedra.

  3. Marca registrada LORCO ojojojo

  4. nerea dice:

    Lo intentamos pero no hubo manera, ni mandándoles a donde no era nos acabaron odiando… ¿Se puede pedir más? Gracias a los tres!! Hemos encontrado un trozo de muñeco de Dragon Ball entre los pelillos de la alfombra del salón!!!

  5. Lorco dice:

    Buen paseito por Japón, ja,ja,ja . La verdad es que el Lorco nunca ha sido buen guia ni siquiera en Lorca. ja,ja,ja,ja.

    De todas formas, pedazo de viaje que hicierón por Japón.

  6. Neki dice:

    Que historia más grande.
    Yo tuve la suerte que al entrar al tren vi un dibujo del tren en dos colores y en uno de ellos ponía “pulpitopulpito”. Con eso y deducción (porque preguntar no me sirvió de nada) conseguí meterme en el vagón bueno.
    Soy afortunado con el transporte, con otras cosas no tanto.