¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

El golpe de cadera

No el que vosotros estáis pensando, pandilla de gente de sangre caliente. Del golpe de cadera que queremos hablar hoy es el que nos toca dar unas ciento cincuenta veces cuando estamos en el metro.

Antes de empezar mejor ponernos en situación.

Algunos días, más de los que a Jamonera y a mi nos gustaría, voy al curro en metro, esos días me permiten leer como si no hubiera nada más que hacer, cosa que agradezco, y disfrutar de las “colisiones humanas”, cosa que ya me gusta menos.
Llamamos “colisiones humanas” a aquellas que se producen cuando uno se dirige hacia algún punto X, otro ser humano se dirige hacia un punto Y y las lineas definidas por el humano A hasta X y el humano B hasta Y se cortan en algún punto.
No se si es debido a que aquí conducen por el otro lado, a que son demasiado educados, a que no son educados en el metro, a las ganas de abrazarse que se ven sustituidas por esos choques entre lineas…

Lo que esta claro es que como no desarrolles tu golpe de cadera te vas a comer a más de uno y más de dos. Que tampoco me quejaría si todos fuéramos guapisisisimos, oliésemos a rosas, nos diésemos luego dos besos y listo. Las circunstancias reales de estos choques son más del tipo de pronto por la mañana, con gente medio dormida (quizás otra razón), que tienen prisa o intentan tenerla, incluso algunos son feos (casi igual, o más, que yo) y de los dos besos de después NI HABLAMOS.

Es bonito ver como dos humanos se encuentran uno frente al otro, empiezan a mover sus caderas, se miran a los pies, a los ojos, a las manos. Dan ganas de tirar un balón a los pies y ver que pasa, o de ponerles música y que se agarren de la cadera el uno al otro.

Esto me lleva a concluir que en poco tiempo Japón pasara a ser una de las grandes potencias de los deportes en los cuales el golpe de cadera juega un papel fundamental. Y mira que aquí tienen eso de señalar con la manito para donde vas a ir, que de algún golpe te salva, pero aun así, día tras día, hora punta tras hora punta, las caderas de los japoneses y los que cruzan sus lineas de desplazamiento se irán fortaleciendo hasta que la salsa sea baile oficial del metro de Tokio.

AZUUUUCA

 

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Migas para todos
Hace unos 730 días, relatábamos Doble carambola
Hace unos 1095 días, relatábamos Ser primero cuenta
Hace unos 1460 días, relatábamos Al museo de fotografía
Hace unos 2189 días, relatábamos Capítulo 6: buscando empleo II, como no hacer un anuncio
Hace unos 1824 días, relatábamos Los meses del año en Tagalog
Hace unos 2189 días, relatábamos Posando para la cámara

12 Comentarios a 'El golpe de cadera'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Ko dice:

    Estaba pensando lo mismo que el Chiqui, simpática ida de olla!

  2. Sol dice:

    “Deportes en los que el golpe de cadera juega un papel fundamental” estooooo ???? a parte de los caderazos que se pegan los futbolistas, cuando van tras el balón, no lo veo. Eso sí los traumatólogos se iban a forrar.

    • lorco dice:

      El primero que pensé fue el fuRgol!
      Pero luego aparecieron un par más!

      Y si los traumatologos se forran un día en este país será por curarles la torticolis de los cabezazos que pegan en el metro

  3. Neki dice:

    Debido a que creo mi propio campo gravitacional creo que a mi me respetan un poco más. Eso si, he pasado un par de momentos apretados en los que me he sentido ultrajado.

  4. Pam dice:

    Hola!
    Me llamo Pamela y tenemos una amiga en común que se llama Manuela que me ha recomendado vuestro blog! Además, creo que somos vecinos!
    Me ha hecho muchísima gracia, pensaba que era la única que pensaba eso, jeje!
    El hecho de que la gente no ponga un poco de lado para facilitar el paso cuando otro viene de frente me tiene intrigadisima, de verdad que aquí no tienen esa costumbre???

  5. Pau dice:

    Las masas de caderas fuertes