¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

El niño de los trenes

En este país es una locura lo de los trenes, hay por todos lados, lineas publicas, privadas, rápidas, lentas, con conductor, sin conductor, sobre raíles, sobre neumáticos, magnéticos, DE TOOOO.

Hace unas semanas flipaba porque encontré un niño chillando lo mismo que el jefe de estación, el jodio se sabia la retaila de cosas que te sueltan aquí.

El niño jefe de estación

La verdad es que los dos se sonreían el uno al otro, uno con cara de “de mayor quiero ser como tu” y el otro con cara de “soy un modelo para alguien”. No se, un pequeño guiño que me hizo sonreír de vuelta a casa.
Cual fue mi sorpresa cuando me volví a encontrar con el niño y su madre un par de días de esos de lluvia, y jamonera en casa, después. Iban en el otro sentido, era aun muy pronto para que mi cabeza estuviera enchufada. Ni me dí cuenta de que era el mismo niño hasta que el tren salio de la vía y lo vi anunciándolo y haciéndoles señales a los conductores de que todo estaba bien y podían salir.

Y ahí estaba de nuevo la sonrisa, maldito crío.

La madre me vio sonreír y debió reconocerme, me devolvió la sonrisa y miro a su futuro jefe de estación sintiéndose tan orgullosa como avergonzada por esa afición al silencio de este país.

Desde entonces la madre me reconoce y me saluda con su sonrisa, yo miro al jefe de estación en miniatura y espero que de la salida. El otro día la madre le comentaba que debería saludarme, que ya nos hemos visto muchas veces y que ya toca eso de “ser amigos” de metro.
El seguía a lo suyo, a mirar cuando iba a salir el tren, a vigilar que las puertas se cerraban como debían y a anunciar la salida. Tan pequeño y ya tan profesional 🙂

No se si existirá el “día del jefe de estación aficionado” debería, que carajo, si nombraron a un gato jefe de estación seguro que ya existe algo parecido. Ese día la sonrisa debe darle la vuelta, su madre debe estar doblemente orgullosa y por fin podrá chillar sin miedo a ese silencio socialmente impuesto lo de…

“東急東横線をご利用くださいまして、ありがとうございます。この電車はみなとみらい線直通、特急、元町中華街行きです。次は中目黒、中目黒です。日比谷線ご利用お客様はお乗換です。お出口は右側です。”

“Tōkyūtōyoko-sen o go riyō kudasaimashite, arigatōgozaimasu. Kono densha wa Minatomirai-sen chokutsū, tokkyū, motomachichūkagai ikidesu. Tsugi wa Nakameguro, nakamegurodesu. Hibiyasen go riyō okyakusama wa o norikaedesu. O deguchi wa migigawadesu.”

“Gracias por usar la Tōkyū Tōyoko Line. Este tren se fusionará y continuará como un Limited Express en la linea Minatomirai hasta Motomachi Chūkagai. La siguiente estación es Nakameguro. Pasajeros que cambian a la linea Hibiya, por favor cambien en esta estación. La salida estará a la derecha.”

Algo que he aprendido escribiendo esto,

駅長     えきちょう     ekichou     Jefe de estación
時刻表     じこくひょう     jikokuhyou     Horario

 

 

 

 

En un remoto pasado

8 Comentarios a 'El niño de los trenes'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Pau dice:

    Hay gente que lo tiene claro desde crío… a por ello

  2. adela garcia marchand dice:

    Yo conozco uno que desde chico tiraba pá bombero!

  3. A mi también se me esbozaría una sonrisa con este niño. Yo también confieso que para mis adentros hay veces que me gusta repetir los mensajes con eso de practicar el idioma y que se me queden los nombres y/o expresiones.

    No dudo que el futuro de este niño estará bien ligado al mundo del tren 🙂

  4. Sol dice:

    Imposible no sonreir, ante una escena así, los nenes tienen superpoderes. Me gusta el detalle de la madre “amigos de metro”. 🙂

    • lorco dice:

      Este como se descuide le quita un día la gorra al de verdad.
      Lo de “amigos de metro” es que a fuerza de verte todas las mañanas ya te saludas y todo 🙂