¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Erase una vez… Kamakura

Como dijeran el Wyoming y los Estopa antes que yo… vayamos por partes. Como no es plan de sumergiros en un sin fin de fechas y citaciones historicas, ¿qué tal si os contamos un cuento?

Hace mucho mucho tiempo (1192 d JC), en un remoto lugar, los poderosos guerreros samurais decidieron tomar las riendas de la situación, y es que el Imperio estaba en fase de crisis y alguien tenia que hacer algo. Asi que el Shogun (un samurai de la hostia), Minamoto Yoritomo, Chori pa los colegas, sakordó de unas vacaciones que había pasao con su novia. Se había llevao la tabla de surf y tuvieron que usarla pa taparse del sol porque no corría na de viento. ¡Sin viento, los barcos enemigos no podrán adentrarse en la bahía cerrada de Kamakura, perfecto lugar de defensa! Gran estratega. Así que se fueron pa Kamakura y allí se instalaron. Pero claro, uno no puede montar un imperio sin enchufes, así que hubo que levantar templos a diestro y siniestro. De hecho para no dejarse a nadie fuera se construyeron templos sintoístas llamados Jinja (porque hay que bendecir los nacimientos, uniones, cumpleaños..) y budistas llamados Tera (porque la reencarnación mola que te cagas!!!) Se trajeron incluso un par de leones coreanos para franquear las puertas que llevaban al mega templo de Hachiman (dios de los guerreros, no es casualidad). Jay (alfa) y Bob (omega), el silencioso. Pasaban hachis y CDs piratas en la puerta del templo y Jay no paraba de hablar tol dia, asi se le quedo la boca abierta. Nosotros preferimos a Bob.

Bob el silencioso

Bob el silencioso

La familia samurai vivía en un ambiente de armonía, cual nido de golondrinas felices… Pues no, eran cuervos malcriados y se dedicaban a apuñalarse en los escalones numero 13 del templo y esconderse tras árboles casi milenarios (los árboles y los traidores siempre de la mano…). Tal era la soberbia de las familias vencedoras que se construyó un estanque representando a las dos familias rivales, los GENSHI y los HEISHI. En la parte de los GEN (banderas blancas) , 3 islas representaban el numero del nacimiento y en parte de los HEI (banderas rojas), 4 islas representaba la muerte. ¿Os digo quién venció en esta guerra de las dos rosas estilo samurai?

Otro dia os contaremos las vicisitudes de una expedición de gaikokujines y de su guia Hirata-san. Pero eso es otra historia.

8 Comentarios a 'Erase una vez… Kamakura'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. OSCAR dice:

    Me ha encantado como has destrozado una leyenda japonesa o lo que has dejado de ella!!!
    Vamos que tarantino va a hacer la tercera parte de kill bill con tu historia…

  2. Nerea dice:

    pues pensaba relatar nuestra excursion a lo señor de los anillos, pero me supera… Tarantino?? Pues a vivir de los derechos de autor.
    gracias…

  3. Berto del Puerto dice:

    Y…qué nos podeis contar que se sepa en japón (mia que está leho japo…..) del Gran Hiro Nakamura?

  4. mahal dice:

    Pues que nos hemos bajao ya los 3 primeros, mejor tener 3 que 1. Asi que en cuanto los veamos te lo diremos. Hiro ichi ban des!!!!! hiro es el mejor!!

  5. necuro dice:

    mu bonita la historia, pero confio en conocerla in situ en cuanto sea posible. besitos

  6. Fernando dice:

    Muy entretenida la historia…mejor si cabe que las que nos contó nuestro gran guía HIRATA san!

  7. me ha molao lo de “sakordó”, suena hasta a Japonés. :mrgreen:

  8. mahal dice:

    El japonés en el fondo no más que un dialecto derivado del gaditano de algodonales.. poko conocido pero con enjundia…