¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Hoy nos vamos de excursión

Nada mejor que una inmersión en la cultura nipona de vez en cuando. Incluso para los propios japoneses. El Teatro Nacional organiza sesiones explicativas del kabuki para estudiantes de instituto, con el fin de promocionar la cultura tradicional. Está muy bien, porque aunque no me enterase de mucho, algo entendí. Por ejemplo, casi toda la música del kabuki, está destinada a suplir la ausencia de efectos sonoros. Aquí tenéis imágenes del interior del Teatro Nacional.

3 en el kabuki

diablillos

Llegamos  para ver una obra maestra del kabuki, Narukami. Las leyendas están llenas de historias en las que reyes sin descendencia consiguen un heredero a través de un mago (en este caso Narukami es un sacerdote), pero se niegan pagar el tributo a los dioses y se encuentran con un dios muy muy cabreado. Pero en Narukami, el mismo sacerdote lanza una maldición al pueblo: nada de lluvia. Desesperado, el rey envía a una geisha-espía para engatusar a Narukami, y una vez “apaciguado” la maldición queda anulada, entre lo gritos de furia de Narukami.

NARUKAMI

Mirad el cartel del Narukami y las fotos, ¿quién es quién? (funda de banana al cante)

ACTORES

Para completar la inmersión cultural, estuvimos en el Parlamento. ¿Quién no recuerda esas visitas a las Cortes? Pues esto fue igual, solo que no podíamos hacer fotos por dentro. Es asombroso como se parece a las Cortes. Por dentro, tiene su trono par Emperador (aunque nunca viene), los balcones para la prensa, los asientos VIP… hehehe

exclusiva

Como no te dejan hacer fotos, tienen unas réplicas de los escaños para que te saques fotos, ne plan pose total. Y ahí que nos fuimos todos a hacer el chorra. Nada más lejos de mi intención, hacer vida política… que asquito!!!!

Con unas vistas del Parlamento por fuera termina nuestra entrada de hoy.

Kokkai

que verde era mi kokkai

Muchas gracias y buenos días.

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Ninja por Cojones - Teletransportacion
Hace unos 730 días, relatábamos El álbum de Playa Laiya
Hace unos 1095 días, relatábamos Siquijor, la isla de los brujos

9 Comentarios a 'Hoy nos vamos de excursión'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Turris dice:

    Yo fui a ver una sesión matinal de kabuki cuando estuve por los Tokyos.
    Muy interesante, aunque no entendí mucho, la verdad… ;P

    Diría que la Geisha es el del medio, con gafas. Por la nariz más pequeña.
    Y el sacerdote sería el de la derecha, americana oscura. Por los ojos más rasgados.
    Pero el maquillaje del kabuki despista mucho!

  2. Curro dice:

    Ese parlamento parece más americano que japonés…¿no sería también una miniatura o algo?
    Por cierto, última semana completa de clase…qué alegría más grande…

  3. Jota dice:

    Cierto, un poco estilo americano si tiene el parlamento.

    El de las gafitas tiene pinta de ser el malo malisimo y el de la izquierda con ese flequillo tiene que ser la geisha.

  4. Curro dice:

    Pues yo no sé quién será quién, pero a todos les veo cara de rana…

  5. Sol dice:

    Moraleja kabukil: “paga siempre tus impuestos”.
    Con tantas capas de maquillaje, cualquiera de ellos puede ser geisha, dios malvado, monje o lo que se les ponga por delante (un lunes por la mañana, no se me puede pedir tamaña agudeza visual).

  6. uvepece dice:

    Alucinando estoy con lo de las réplicas de los escaños para la foto!! jajajajaj

  7. Nerea dice:

    Algunos detalles que han quedado en el aire… Tras la 2GM, los americanos tenían que aprobar la Constitución Japonesa… Los japoneses no tenia mas modelo que le occidental, de ahí que tanto el edificio como lo que representa, no tenga ningun distintivo exclusivamente nipon. En kuanto al Kabuki, lo de las transformaciones es ver para creer… pero os dejo con le intringulis hasta mañana. Otro detalle, los interpretes heredan el nombre de su padre, y son jaleados en el escenario con vítores que se podrían traducir por Primea, Segunda o Tercera generación, según el caso. Y especialmente reciben halagos a la buena sincronizan de sus movimientos y de los efectos sonoros. Los actores no pueden ver a los músicos, deben conocer de memoria las melodias y los efectos para que su interpretación -danza, gestos y sentimientos- correspondan a la perfección a los sonidos interpretados por los músicos. Al no poder verse, no hay lugar para improvisar o adaptar en caso de error…

  8. necuro dice:

    ¡que pena que tu padre no lo viera!. Pese a no entender nada, vale la pena ver una actuación de kabuki, aunque no sea una obra maestra. (el Teatro demolido, me parece más chulo).
    Y, ¿quién es quién?. Toi perdia, pero meencantaria una mascara como la de Narukami.

  9. Nerea dice:

    hehehe no es mascara, son capas y capas de maquillaje!!!
    pa q luego digan que las japos se pintan mucho….