¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Matematicas en el tapiz

En este último viaje a Moalboal pasamos mas de una noche y mas de dos practicando el segundo deporte nacional de Filipinas.

El primero es sin duda el baloncesto, aun me pregunto el por qué, se pueden ver canastas, tableros y un aro en muchos casos, en cualquier rincón. Gente saltando, tirando, de 2, de 3. Lo que no se ve mucho son mates, me temo que Filipinas sigue siendo un país de bajitos 🙂

 

El segundo es el billar, si, si, el BILLAR (aunque algunos ponen el segundo el karaoke, pero eso todos sabemos que no es deporte olímpico)  Si miramos la clasificación mundial tenemos a dos filipinos entre los cinco primeros. Por algo será…

Y es que, si hay un hueco en el que quepa una mesa de billar, ahí va a estar, con sus tacos (mas o menos doblados) su tiza y su talco. Para jugar, algo simple, si hay pizarra cerca de la mesa al llegar escribe tu nombre. Espera que alguien pierda y te tocara jugar contra el ganador, fácil. El que pierde sale y los apuntados van entrando siguiendo un FIFO (primero en apuntarse, primero en jugar)

Pues ahí estábamos, disfrutando de un Tanduay y preguntándole a Ruriko si queria jugar. Cierta resistencia de su parte, cierta insistencia de la mía y llegamos a un algo. Ella no había jugado NUNCA. Eso teníamos que solucionarlo.

Viendo que nuestro nivel estaba lejos, muy lejos, del de los presentes nos dejaron jugar juntos. Un par de “salamat” y a empezar

apuntando

Eramos tres “profesores” para ella, uno le ayudaba en la posición del cuerpo y brazos, otro le aconsejaba sobre fuerza y efecto y un tercero señalaba la bola que parecía más fácil. Poco a poco la cosa fue avanzando y en dos partidas ya no necesitaba ayuda alguna.

 

sabios consejos

pa dentro

Ni que decir tiene que al día siguiente era Ruriko la que preguntaba si jugábamos al billar o no 😉

 

Pd.- Dos apuntes, lo del FIFO es un defecto profesional, lo de que Ruriko no hubiese jugado nunca al billar, es muy probable que se deba a que en Japón aun no he visto un bar con una mesa de billar en él. No hay sitio, si quieres jugar al billar vas a un bar de billares, pero en esos lugares las copas y la música como que no 🙁

 

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Startgate
Hace unos 730 días, relatábamos Dos días flotando
Hace unos 1095 días, relatábamos Es de bien nacido
Hace unos 1460 días, relatábamos La insoportable levedad de los broches de piedra.
Hace unos 2189 días, relatábamos Manila no es así
Hace unos 1824 días, relatábamos Pasalubong
Hace unos 2189 días, relatábamos Siquijor, la isla de los brujos

6 Comentarios a 'Matematicas en el tapiz'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Sol dice:

    En los locales de billares, la gente se lo toma demasiado en serio. A mi me va más el bareto con billar (imprescindible la botella de cerveza en la mano, eso completa el cuadro). ; )

  2. Pau dice:

    Los billares siempre han sido lugares de “escape” sobre todo en el instituto 😛

  3. Neki dice:

    Como siempre, pervirtendo a la gente!
    Una partidita?