¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Retrovisores sincronizados

No se si a todos os pasara lo mismo o no, pero a mi hay pequeños detalles que consiguen que me acuerde de las madres de algunos, hasta de los padres…

Una de esas pequeñas cosas son los retrovisores sincronizados.
Dicho así parece que sea un nuevo modelo que los mueve siguiendo la cabeza del conductor, pero no, nada mas lejos.

Los retrovisores sincronizados ni siquiera pertenecen a un solo coche, hacen falta dos. Como todo conductor de ciclomotor que se precie el objetivo de mis mañanas es adelantar tantos coches como pueda mientras estos esperan en los semáforos. Para ello solo hay dos técnicas, pasar por uno de los extremos o entre dos filas de coches.
La técnica de los extremos no presenta demasiados problemas, como mucho que uses el extremo del otro carril y comerte algún que otro autobús. Pero de la que queremos hablar hoy es de la técnica de los carriles intermedios.

Es cuando uno intenta usarla que viene el problema de los retrovisores sincronizados. Dos coches, en paralelo, que han conseguido dejar sus retrovisores a EXACTAMENTE la misma altura. Los dos vehículos, o coches, tienen espacio vacío tanto delante como detrás, pero los dos han decidido pararse dejando sus retrovisores que no se tocan de milagro.

Aun me pregunto si se trata de algún tipo de competición, o apuesta, o simplemente es un intento vil y maligno para cortarnos el paso a las motos. Lo que esta claro es que funciona. Bloquean el paso.

Normalmente se puede solucionar el problema metiendo los espejos de la moto y volviendo a sacarlos al pasar el lugar de la sincronización. Pero a veces ni eso. A veces es como si fueran puertas de salón del oeste que están cerradas para ti.

En ese momento es cuando viene a la cabeza de uno las madres y los padres de esos artistas de la sincronización. Cuando pienso que aposta es imposible conseguirlo, que debe ser casualidad, pero al volver a encontrarme otro me vuelvo a acordar de sus padres, o progenitores.

Y al llegar pienso que ellos deben estar acordándose de los padres/progenitores del mamón ese que paso moviéndoles su espejo/retrovisor y que les hizo volver a colocarlo, con el trabajo que les había costado ponerlo en linea con aquel bonito taxi negro….

12 Comentarios a 'Retrovisores sincronizados'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Son tus miedos los que no te permiten pasar…si que cabe…siempre cabe!!…sólo hay que intentarlo, y como mucho mucho, pues un pequeño rece que se arregla levantando la mano a modo de disculpa 😉

    ánimo con las reuniones!

  2. Avatar Alberto dice:

    Nada, arrampla con los retrovisores, así aprenderán. xDDD

    Bromas aparte, ¿no puedes cambiar la sujeción de tus retrovisores para que queden más bajos o más altos y no a la misma altura que los de los coches?

  3. Avatar adela garcia dice:

    Pero, kamikaze, ¿aún dudas de que lo hagan adrede?. Pos claro, pá que los moteros con jamoneras no deis por saco.

  4. Avatar uvepece dice:

    jajajajaja Eso está claro que es a propósito!! Es para que los moteros macarras como tú no paséis piruleando por esos huecos tan estrechos y rayando los coches!! 😛

  5. Avatar Jota dice:

    !COÑO! lo veo, todo encaja…es todo un complot…retrovisores sincronizados…pilares en los parking que se mueven para rozarse con tu coche…si,si,todo encaja.