¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Shikinejima (la llegada)

Número de reserva  2047  Destino Shikinejima
Ida y vuelta para dos en el barco de recorrido largo (ocho horas, para más señas).  El Speedboat estaba hasta arriba. ¿Motivo?
Fecha : el puente del día del Mar.
Número estimado de pasajeros… eran muchísimos más que muchos y muchísimos más que más.

Pasillos abarrotados

Como en los barcos que salían de Galicia rumbo a las Américas. Diferencia esencial: en este barco, los que duermen en cubierta en vez de jamón traen alcohol… Muchísimo más que todo. Y lo de dormir es un decir, aunque nosotros dormimos en cualquier sitio…

Lemur

¿Vale la pena? Juzguen por sí mismos

Rainbow bridge

Toshima en la bruma

Amanecer

Como bien dijo Bush hijo-“every nation has a choice to do”- en el barco igual, o te pones fino, o intentas dormir. El sol sale sobre las 04:30 así que hagas lo que hagas busca sombra, un lugar fresco y confía en que las olas no lleguen hasta donde estás tú.

Con sus “aproximadamente 3,5 kilómetros cuadrados”,  se puede recorrer a pie  y descubrir senderos, calitas y pequeñas joyas. Para los comodones, el alquiler de motos y bicicletas es la segunda actividad económica del municipio, después de los hostales. Nosotros, por vosotros probamos todos los medios de locomoción. Lo mejor, andar y descubrir… Lo haremos en la próxima visita.

shikineji

El calor y Lorenzo dando golpetazos no daban muchas ganas de andar, estar al sol directo más de 10 minutos eran ganas de cocerse y transformarse en guiri gamba.

Camping gratuito a puto pie de playa con aforo modulable, espacios para cocinar, lavaderos, luz eléctrica en las zonas comunes… Y agua fría en la ducha.  Hubo que poner la tienda como si fuera una sombrilla en Fuengirola, citando la parodia de Dani Rovira : ” El camping estaba tan petao que se tiraba un alfiler y se pinchaban cuatro tiendas”. Imaginad a Cristóbal Colón con la bandera en la mano y toda la playa de Guanahaní petada de peña y con todas las parcela libres marcadas con banderas de potencias extranjeras… Y de repente, habemus huecooooooooo????

Aperitivo en el porche

Vista nocturna desde la tienda

En mi pasado, entre otras muchas cosas, fui bolliscaut y claro, me ponen una tienda delante y tengo que montarla.
Aún así, la parcela media 40 centímetros cuadrados menos que la tienda. Fue todo un éxito eso de conseguir meterla, la tienda. Para lo otro, está el pay per view…

 

(continuará…)

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Nichitsu – expueblo minero
Hace unos 730 días, relatábamos Destripando a la bestia
Hace unos 1095 días, relatábamos Vacaciones
Hace unos 1460 días, relatábamos Destrozando canciones II
Hace unos 2189 días, relatábamos Volvemos a salir en “Andaluces por el mundo”
Hace unos 1824 días, relatábamos Payos y payas… esto es el fin

7 Comentarios a 'Shikinejima (la llegada)'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Genial esa isla. Un lugar que parece de todo menos Japón.

    Eso sí, hay que tener valor para ir en el barco-bodega ese. Un verdadero infierno.

    saludos!

  2. Pau dice:

    Parece el camping del FIB pero sin conciertos 😀

  3. CaDs dice:

    Las islas estas al rededor de Tokyo son un verdadero chollo, el viaje en barco no sale caro y el camping por regla general suele ser gratis.
    Mola!

  4. adela garcia dice:

    Creo que sí valió la pena la paliza del barco y la incomodidad, solo por ver esas puestas de sol. Más foto, porfa

  5. nerea dice:

    Claro que vale la pena, y solo hemos visto 3 islas… hay lo menos diez!!!

  6. Xavikun dice:

    Esto se lo suelo poner a un personaje que todos conocemos pero tambien os lo mereceis con tanto viajecito: Vividores!!!!! 😛

    Abrazacos