¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Text & the city

Bienvenidos a una nueva sección del blog, que viene a actualizar la apolillada y olvidadísima Gaijimaruja. Desde que nos mudamos a la ” City” y empecé a curar como una endemoniada, los momentos marujiles de ocio escasean, así como los largos trayectos en tren que dieron origen al Tozai Telegram. Sin embargo, han sido sustituidos por cortos paseos entre estaciones y lugares de trabajo.
Que nadie se llame a engaño, sigo siendo la Gaijimaruja, pero ahora me las doy de liberada mujer trabajadora, de ahí el nombre de la sección. Lo de la sofisticación… Juzgad por vosotros mismos.

 

 

Bajo el canto frenético d las chicharras y por lo segao, camino satisfecha hacia Iidabashi.Un señor toca la guitarra sentado frente al canal y me saluda sin interrumpir una melodía que bien podría venir de mi tierra.Casi sin darme cuenta, llego a Iidabashi y vuelvo al asfalto,los túneles y el gentío.

Sendero

Pero en mis oídos siguen sonando las notas del ocioso guitarrista y las chicharras.

 

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Cocinar es cosa de hombres
Hace unos 730 días, relatábamos Kakigōri (かき氷)
Hace unos 1095 días, relatábamos Esto esta lleno de gente rara
Hace unos 1460 días, relatábamos Trampas para cucarachas
Hace unos 2189 días, relatábamos Atasco en la estación de triciclos y vuelta al cole
Hace unos 1824 días, relatábamos Quinto y sexto día

3 Comentarios a 'Text & the city'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Pau dice:

    Las chicharras y las guitarras son universales 😉

  2. adela dice:

    UNAGORRA