¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Migraciones

diciembre 11th, 2014 lorco

Todos los inviernos somos testigos de una de las migraciones que mas furor causa en el mundo científico.
Estamos hablando de la “pelusa ombliguera” esa gran especie que levanta odios y pasiones a partes iguales.
No analizaremos aquí esos odios o pasiones, no entraremos en el debate de quien debe sacarla, el tema que nos tiene intrigados es “su migración” y de ella hablaremos.

Allá por el mes de noviembre, cuando las camisetas de manga corta dejan paso a los jerséis y “los jaldares” pasan a ir por dentro, es cuando empezamos a ver los primeros signos de esta migración. Poco a poco, las pelusas ombligueras van tomando forma; pequeños grupos de no más peso que algunas micras son desalojadas todas las noches. Efectivamente, conforme vamos anadiendo capas de algodón en nuestra vestimenta constatamos un aumento de tamaño, llegando a casos de mas de un gramo.

Será ya en los meses de diciembre a febrero cuando estos habitantes del ombligo lleguen a su máxima ocupación, y no será suficiente un desalojo diario de su habitat, sino varios.

Siguiendo las teorías de migración actuales se podría considerar que los “factores de atracción” (pull factors en la terminología académica) son los PULL. Pero no, hemos comprobado científicamente que también acuden con sudaderas, jerséis, rebecas e incluso chalecos de invierno.

Lo que si concluyen nuestros estudios es que se trata de una “migración golondrina”

Emigración golondrina es la emigración temporal y repetitiva de carácter anual sin establecer arraigo ni integración en la nueva comunidad, generalmente por motivos laborales no tradicionales y por tanto diferente a la trashumancia y vida nómada.

En efecto, no se han visto en ningún caso pelusas ombligueras estableciendo residencias duraderas en este habitat.

En verano, bendito verano, es imposible encontrarlas, quizás los “factores de expulsión” (push factors en la terminología académica) pueden ser las ráfagas de aire que pasan por debajo de los jaldares, al encontrarse estos no introducidos en los pantalones, constituyendo un habitad adverso para el asentamiento de las mismas.

Quizás toda esta migración es debida a una selección natural que ha provocado, mediante condicionamientos instintivos y niveles endocrinos, que la subida de la temperatura haga que nuestras pelusas ombligueras emigren a climas más fríos. Allá donde los pingüinos.

Tan solo una pregunta nos queda, ¿tendrán los esquimales pelusas ombligueras perennes?

Pd.- para evitar “traumar” la salud mental de los visitantes de este rincón hoy no incluimos fotos.
Pd.Pd.- Lo estáis deseando, seguid informándoos aquí.

 

 

 

En un remoto pasado

Poniendo cosas en su sitio

diciembre 4th, 2014 lorco

El año pasado por estas fechas estaba dándole vueltas a lo bien que había ido la fiesta de yoyogi y lo mal que lo había hecho en el examen de kendo. Este año tenemos 1000 cocRetas fritas/freidas, el fin de semana nos hizo mitad y mitad y con el TERCER dan de kendo bajo el brazo.

esos palos

Hace dos lunes, festivo en Japón por ser San Clemente en Lorca, tuve la oportunidad de hacer de nuevo el examen y esta vez no falle. Esta vez me dieron el DAN y ahora estoy a un pequeño paso de poder hacer el cuarto, ese que se hace en el BUDOKAN de Tokio, ese que te convierte en profesional.
Ahora tan solo puedo presumir de tener lo que les dan a una gran parte de los universitarios japoneses, por aquello de pegarse y pegarse durante el cole, el instituto y parte de su universidad. También te permite ejercer de profesor de Kendo, o eso me han dicho, aunque yo no me atrevo, aun me veo malete.

Venga que nos toca

El examen empezó con un desayuno de campeones “nolotil” pal cuerpo y a correr que no queríamos llegar tarde.
A la hora estaba, pero resulto que no era el sitio. Me presente en otro lugar, todo ello por no mirar el mapa y conformarme con pensar que sería en el mismo lugar de la última vez. Allí solo había gente jugando al voleibol. Eah, a correr, preguntar a un par de personas, que me indicaran donde era y listo. Llegue, llegue.
Entregar los papeles, en el examen hay una parte escrita que haces en casa (mil gracias Ruri por escribirlo por mi), a ponerme el traje de kendo, la armadura y al lio. El calentamiento estaba hecho, ya solo quedaba pasar el combate.

Meidito

El primero medio bien, el segundo, aquí esta el vídeo.

Pasado la parte difícil, el combate es donde suele caer la gente (un 20% de suspensos esta vez) un poco de relax y a revisar las katas. Como hay mucha gente te toca hacer solo una parte de ellas, para mi gusto me toco la mas fácil, shitachi! Las de uchitachi son de más respeto.

coordinados

Y listo, pasadas las katas, pasados los nervios, YA TENIA el tercer dan en mi poder, ahora solo queda esperar tres años y pisar por primera vez el budokan por dentro :)

Fin

 

Kendo 3 dan
13 photos

Supein Festival Yoyogi 2014

diciembre 2nd, 2014 Nerea

Hace un año, por estas fechas, un grupo de locos respondió a la llamada del Festival de España en Tokio. Con más miedo que vergüenza, montaron un chiringuito, prepararon comida para aburrir a un regimiento de Obélix hambrientos y se lanzaron a difundir la gastronomía ibérica.

Misakinchi churros time

Por eso este año, no dudaron en volver a colgarse en mandil y la sonrisa (cosa que no les cuesta mucho hacer…). El resultado: dos días de tortillas, croquetas (lo primero en acabarse, para desgracia de los que llegaran tarde el domingo), sopa de ajo, cerdo al chilindrón y jamón, regados con sangría, cerveza y mojitos… Un no parar.
Hay que decir que el clima no se lo ha puesto fácil, pero aun así han conseguido que su cola sea una de las más constantes y más revisitadas de este fin de semana.

Misakinchi backstage5

Gracias a Nuria, Thais, Hanna, Anna, Sannae, Germán, Oscar, Misaki, Fernando y Mahal,  por habernos permitido disfrutar una vez más de vuestro saber hacer y de vuestra simpatía.

Toma tortilla

Mahal, la gente empieza a pensar que te dedicas profesionalmente a la gastronomía…
¿Estás un paso más cerca de dejar de “rascar teclas”?

El tren de las 18:14

noviembre 26th, 2014 lorco

Debe ser el único diferente, nadie sabe porque, nadie termina de entenderlo, todos los demás expresos, son expresos hasta el final de sus vidas. Él no, él decidió hacer las ultimas 4 paradas, pasara lo que pasara, hiciese el tiempo que hiciese.

El expreso

Todos los días los viajeros que no suelen montar en el tren de las 18:14 miran para los lados cuando el EXPRESO decide parar en las cuatro últimas, ninguno de los expresos lo hace. Miran para los lados, se quitan los cascos para ver si oyen algún anuncio explicando el porque de esas paradas y mientras el tren de las 18:14 ríe por dentro.

Les ha vuelto a engañar, ha conseguido que otro montón de pasajeros llegue tarde, que no puedan correr, que les toque hacerlo desde la ultima parada.

Él disfruta de esas cuatro paradas, sabe que son el final de su trayecto, que se acaba el día, que después de eso dormirá en las cocheras, parece disfrutarlas más que las demás, sin prisa, haciendo que cada vez que se para y abren las puertas los viajeros asomen sus cabezas para comprobar, asustados, que aun no están en la última.
Entre cada una de las paradas acelera, los pasajeros se dicen, ha debido ser un error, ahora seguro que no para, y lo vuelve a hacer, vuelve a pararse y abrir sus puertas mientras sonríe.

El sabe que por la mañana no podrá hacerlo, que al medio día tampoco, pero cuando sea el tren de las 18:14 podrá por fin tomárselo con calma.
Quizás las paradas se deban a que coincide con otros trenes en el anden, quizás se deban a que así la chica que termina de trabajar puede subir en él, quizás a ese abuelo que, acompañando a sus nietos, vuelve a casa. Nadie nunca le ha preguntado. Los que no suelen usarlo no lo vuelven a hacer y aquellos que lo conocen agradecen esas cuatro paradas, no necesitan una razón.

Cuatro respiraciones profundas en la prisa de la gran ciudad, cuatro paradas, cuatro guiños a los viajeros que lo conocen, cuatro veces demostrando que hay maneras de vivir.

 

 

 

Pd.- Os juro que las tres primeras veces pensé que ese mamón de tren se estaba quedando conmigo, ahora esas paradas me hacen sonreír mientras veo como los “nuevos” miran a derecha e izquierda intentando entender el porque de la parada.

 

En un remoto pasado

Correr, kendo, correr

noviembre 18th, 2014 lorco

Desde aquel afortunado/aciago (aun me estoy decidiendo) día en que me comunicaron que iba a correr la maratón de Tokio llevo un ritmo de infierno. Este año vuelvo a tener examen de kendo, preparación de la fiesta de España en yoyogi, afortunadamente esta vez no son el mismo día, y todo eso sumado hace que tenga pocas/ninguna tarde libre.

  • Lunes, correr
  • Martes, kendo
  • Miércoles, correr
  • Jueves, kendo
  • Viernes, correr
  • Sábado, correr
  • Domingo, mira, uno libre.

Así y todo, alguno de los días de correr no salgo, me quedo descansando en mi sofá. He descubierto que los gemelos son unos músculos que se te suben detrás de la rodilla y te molestan al andar. Ante semejante declaración de intenciones, por mis “músculos”, hay días que les dejo quedarse en el sofá.
También me he comprado unas zapatillas, tenis para entendernos, ya que cuando vieron los míos mas de uno, después de echarse las manos a la cabeza, me recomendó que los cambiase si no quería que mas “músculos” o articulaciones se revelaran en mi contra. Y así estamos, corremos, pegamos con el palo, corremos….

Lo mejor fue que cuando entre en una tienda que me habían recomendado a comprarme los tenis nuevos, todo confiado iba yo, me dijeron que era de esas tiendas que te hacen “radiografía” de los pies” para saber que tipo tienes, no tenia yo ni idea que había varios. Pues me acerco a la zona de zapatillas, me pongo a mirar así por encima, y todos los dependientes ocupados.
Me echo para un laico, sonrío y me espero. Al cabo de un rato uno de los dependientes, dándose cuenta que no estoy allí mirando al vacío si no esperando, se me acerca y me pregunta si puede ayudarme en algo…

-Buenas tardes, ¿ puedo ayudarle en algo?
-Buenas tardes, buscaba unas zapatillas para correr. ¿ Pero podría usted aconsejarme?
-(sin radiografía ni ostia) ¿ Unas de principiante verdad?
-(con cara de ostiaaaa) Bueno, las que sean, unas, pero del 45 en adelante.
-(con cara de este me jodió) Ahhh, vayaaaa, ¿ puede esperar aquí un momento?
Al cabo de unos 10 minutos volvió con dos cajas, ASICS y unos ADIDAS
– Por favor, pruébese estos
Nada, no había manera, entraban pero eran demasiado estrechos, tengo yo un pie del 45 con un ancho del 47 que es la envidia de los zapateros en este país.
– O vaya, espere, creo que tengo un par de zapatos que podrían valer.
Allí que volvió con unos NIKE NARANJISIMOS y otros ASICS mas anchos.
-Los nike entran, bien, son mas anchos y se nota. Los asics no terminan de entrar del todo.
Ya me veía yo saliendo con unos tenis MAS NARANJAS que el color, cuando de repente al dependiente se le paso algo por la cabeza y me dijo.
-Espere, tengo otro par…
Allí que se fue y volvió con una nueva caja. En ella ponía SUPER WIDE, unos “mizuno wave unite”
-Estos también me vienen bien, estupendos. ¿Puedo probarme uno de cada y ver cual me va mejor?
-Por supuesto, dozoooo
Eah, un pie naranja, otro azul, un par de pasos pa’lante, un par de pasos pa’tras.
-Los dos son cómodos, el nike es como “mas blando” (que soy yo muy técnico)
-Si, si, el Nike tien mas “cojín” pero los mizuno son mas estables.
-Aaaah, por supuesto (ahí dándolo todo) y ¿de precio?
-Un euro de diferencia
-¡Pongame los mas caros!

Allí me fui, con unos tenis nuevos, azules, dentro de una bolsa de plástico y la sensación de que me habían dado lo ÚNICO donde cabía. ¡Ni tipo de pie ni ostias, en este cabes, es de principiante tarugo y te va DI VI NO con el color de tus ojos!
Super wide

El subconsciente

noviembre 13th, 2014 lorco

En Francia soñaba con conversaciones del pasado pero en francés, en Filipinas con sol, calor y lluvia. Aquí esta noche se ha introducido un edificio Japones en mi ciudad.

Allí estaba yo, en mitad de Lorca, a la salida de las Alamedas, entre san Mateo y “la resi” cuando el edificio que hubiera debido estar allí se había convertido en uno lleno de neones, restaurantes que no ocupan la planta baja y balcones inexistentes.
Dentro del sueño notas algo raro, te dices que “eso” no debería estar allí, pero al mismo tiempo sabes que “eso” forma una parte tan real de tu realidad que tampoco esta tan fuera de lugar.

un pedazo de cada
La “no sorpresa” fue lo que realmente me sorprendió del sueño, todo no en su sitio  y a la vez tan real. Como si tener que subir a un restaurante al cuarto piso fuera algo que hacemos todas las semanas (¿ o no?) No recuerdo entrar al edificio en el sueño, tan solo pasar por delante, prestarle algo de atención y acto seguido descartarlo como si siempre hubiera estado ahí.
Quien sabe, quizás con las reconstrucción de “la residencia san Mateo” esos neones se hacen realidad y puedo pasar a vender mis servicios como pitoniso a altas horas de la noche en cadenas de televisión de dudosa reputación. Una manera más de rentabilizar esta realidad inventada.

Me hizo gracia, al despertar, recordar ese edificio, ese trocito de japón que había introducido en Lorca. No consigo recordar, por mucho que lo intento, lo que había escrito en los neones, si estaba en Japones o español. Estaba seguro que era un edificio “japones”, estaba seguro que no debería estar, pero encajaba en esa realidad. Me gustó .
Hizo que sintiera un poco más esa mezcla que nos forma.

Por un momento estuve en dos sitios a la vez, y en ambos como en casa.

Jálowin 2014

noviembre 11th, 2014 Nerea

En Japón no hay grandes desmadres en Nochevieja… ¡pero tenemos Jálowin! Por supuesto, a los zombies, los vampiros y los monstruos, se añade una horda mucho más peligrosa: ¡¡la de las guarrillas zombies!! Y os podréis imaginar la de años que llevamos viendo ese toro desde la barrera…demasiados años como para no caer en la tentación. Este año, los chicos se han transformado en algo más que zombies… y este año, no han aullado a la luz de los neoenes… ¡¡les han aullado a ellos!!

 

AKB9Z

Pero, ¿quién no les aullaría a las AKB9 zombi? Y verlas prepararse fue un espectáculo inolvidable. Maquillaje, uñas (algunas más falsas que otras), pelucas realmente de todos los colores y estilos, medias… Incluso una maquilladora profesional que se ganó el cielo con ellos y un enfermero en caso de problemas de salud. ¿Se puede pedir más? Sí, se puede pedir una cohorte de admiradores. Por eso decidimos sacar al Looser que llevamos dentro: a ese kaishain borracho(oficinista), ese otaku virgen de 30 años (panoli) y a ese eterno sempai (empleado senior) enteradillo.

Las chicas.jpg

 

En FB ha habido bastantes espoilers pero esperamos que esta colección de fotos os compense… Recordad, sufridos lectores… solo para vuestros ojos.

Mahal en blanco y negro.jpg

 

Nomimono tastooodaaaa.jpg

 

El resto quedará en la memoria de los asitentes, en las retinas de los que nos vieron pasar y en la pila de fotos que aun no hemos publicado.

Construyendo en alturas

octubre 28th, 2014 lorco

Este verano teníamos vacaciones más  largas de lo normal y no podíamos dejar que eso quedara así.

Antes de seguir… Aquí usamos la primera del plural, pero todos sabéis a quien se le ocurrió la idea y quién le puso entusiasmo. Yo me limité a sacar fotos y a no acercarme demasiado… ;)

Teníamos que hacer algo con nuestro tiempo “familiar” y más sabiendo que estaríamos en el campo durante la estancia en Lorca.

Después de pensar durante unos cinco minutos llegamos a la conclusión de que haríamos una casa en el árbol.

Mahal happy

Al principio debo reconocer que nadie pareció interesarse por el proyecto, un par de “sí hombre, sí”, un par de “ya verás como se queda a medias” y poco ánimo con respecto a la idea.

Aún así nos presentamos en la tienda de bricolaje más cercana con una lista de materiales necesarios y algo de ilusión. Aquí se produjo el primer cambio del proyecto. Vendían una pérgola por el precio de la mitad de los materiales necesarios. Pues con una pérgola empezaríamos.

Pergola instrucciones

Cortar, cavar, medir, nivelar… Tan sólo día y medio después, teníamos la pérgola montada y ya algunos empezaban a cambiar de idea, “oye pues ni tan mal”, “yo ahora haría…”

 

 

A tres manos con el abuelo Jesus

El ingeniero y su nivel

En esas estábamos cuando mi cuñado apareció con EL SUELO de la cabaña, un enorme tablón que cubría casi la totalidad de la pérgola y nos dejaba listos para el siguiente paso.

Nuevas generaciones

Ahora ya se veía como algo más, sólo faltaba la casa, una valla y la escalera… Esto prometía.

El tito en loa alto de la pergola

Mientras discutíamos si la casa debía estar hecha con palés, con madera curada o de listones varios, encontramos una casa de jardín en otra tienda de bricolaje; una que bien podía terminar en lo alto de nuestra plataforma.
Allí se lanzaron Elena y Pepe, ya teníamos inversores. Al día siguiente la casa estaba entre nosotros y la atornilladora eléctrica empezó a dar vueltas.

Tres hombres mas paredes

Al cielo con ella

La valla, la pintura y las poleas que usáremos para el cubo ( ¿Qué cubo?) a cargo de los abuelos Eliseo y Mari Carmen. Nos salían inversores por todos lados. Teníamos “voluntarios a la fuerza” que no paraban de ayudar y la cosa avanzaba.

Mi plan original de hacer sólo la plataforma, valla y escalera se había visto superado y ya teníamos TODO listo. Sólo nos quedaba pintar, asegurar todos los huecos y poner la escalera. Evidentemente la escalera fue lo último para evitar el acceso a todo juvenil con ínfulas de explorador suicidas. Y las madres, de  expertas en riesgos infantiles aportando sabios consejos.

La casa del arbol1

Daniel, el mayor de los sobrinos, eligió colores, naranja, verde, marrón y para la valla el azul.
Grande este sobrino que adora el naranja como yo mismo.

Un pincel y ser feliz

Pintando con papa

A falta del techo

Valla azul

La inauguración de la casa nos pilló con TODA la familia, al menos toda aquella menor de 5 años, de visita y pudimos probar la resistencia, seguridad y si gustaba a los enanos lo mismo que a los grandes.

Desde este humilde rincón, gracias a todos aquellos que echaron una mano, que pusieron clavos, pintaron, aconsejaron, cavaron y hasta nos dijeron al final “pues ha quedao de puta madre”

Casi terminada

 

Y como no están todas las que son… El ALBÚM aquí abajo.

¿Un tren de la Yamanote marrón?

octubre 15th, 2014 Nerea

Son las siete y media, el segundo tifón de octubre se fue coleteando esta madrugada, dejándonos el reguero de paraguas siniestrados y una mañana radiante, como siempre.

Me dirijo como buen autómata a mi andén de la Yamanote y entonces ocurre… El tren se acerca y algo no me cuadra: ¡es marrón!

foto robada porque la nuestra era una KK

 

Ahora recuerdo, hace unas semanas vimos ese tren marrón y muchos de los que vivís en Tokio ya sabréis de que va esta película.

Para quienes no lo sabéis, a la compañía de JR(japan railway, no el de Dallas) les da por decorar los trenes de vez en cuando con motivo de algún evento (estreno de cine, campañas gubernamentales, etc..)

pista

 

En esta ocasión, algunos trenes de la Yamanote han sido recordados (por fuera) como un antiguo vagón de tren. En honor a…

Hay tifón, hay tifón

octubre 14th, 2014 lorco

Íbamos a contaros que seguimos vivos, que el tifón numero 19 del 2014 pasó anoche por Tokio y que dejamos la cámara puesta para ver como se movía el aguacate, al final lo que mas se mueven son las nubes. Pero eso si, seguir los consejos de los ÚNICOS héroes del ROCK.