¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

El último con un V

septiembre 2nd, 2015 lorco

Con la mochila nueva, los libros recién forrados y ganas de volver a oír la campana de entrar a clase empezamos el curso numero OCHO en este país.
Como todo buen principio de curso hay que empezar con una redacción sobre lo que hicimos en las vacaciones, pero estamos en el siglo XXI y ahora podemos hacerlo con un vídeo.

Durante las vacaciones hicimos algo un poco estúpido que nos gustó, intentar grabar un segundo, al menos uno, al día y juntarlo todo a ver lo que da de si. Ojito que ira rápido.

Evidentemente no están todos los que son, ni son todos los que están. Una vez mas dejamos de ver a mucha gente, demasiada. A ver si en próximas ediciones de Nere & Lorco por Europa podemos daros abrazos a todos.

 

Los curris de los cielos

julio 31st, 2015 Nerea

Cuando miras a los rascacielos de Tokio, generalmente esos mastodontes de acero te devuelven una mirada lisa e imperturbable. Todo queda ahí. Pero esta mañana, la mirada fría se tornó en guiño. A las diez de la mañana, mientras nuestras últimas visitas se instalaban en el Narita Express, mis ojos se desviaron al reloj del NTT Yoyogi Building… ¿Las cinco y media? ¿Perdón?
¿Por qué el reloj del edificio del NTT Yoyogi no da la hora?…

NTT YOYOGI  ¡Porque lo están limpiando! Varios “ninjas limpiaventanas de los rascacielos” colgaban frente al reloj, atareados, ajenos a nuestra sorpresa y a la de muchos otros viandantes.

NTT YOYOGI Limpiaventanas

¿Quién hubiera pensado que se podría ensuciar o limpiar el tiempo? Una vez más, los pequeños ninjas que limpian paredes de metal nos daban una lección. Todo se limpia (menos las ventanas de nuestra casa), todo se ensucia (menos las ventanas de nuestra casa)

Valió la pena sacar a los visitantes para una última foto… de los “curris de los cielos” (quien no haya visto Fraggel Rock…).

Y con la emoción olvidamos sacarnos una última foto juntos. Pero se han llevado un guiño único.

Cocinillas, cocineros y chefs.

julio 27th, 2015 lorco

Quien haya pasado a comer por casa puede dar fe del talento de Mahal para improvisar en la nevera, asombrar con el horno y deleitar a paladares de todos los gustos. Era cuestión de tiempo que diera el paso de cocinilla a cocinero… Que el mundo de la informática no lance salvas, Mahal sigue rascando teclas de lunes a viernes (o eso me hace creer). Pero de vez en cuando, se quita las gafas de pasta y se enfunda en su mandil “gitanilla” (cortesía de Adela) y se transforma en otra cosa…

TADAKU ALIOLI

Claro que esta transformación no ha venido de la noche a la mañana (y los kamisamas bien saben que mi ayuda se limita a tocarle las palmas y rebañar los platos).
Tuvo la suerte (o la desgracia…) de conocer a otros cocinillas de culo inquieto, Tito Chiqui y Tío Tosca y estos “tres mosqueteros” empezaron a dar clases de cocina española discretamente en centros culturales… ¡Y se vinieron arriba!
3 Ferias (Albacete, Sevilla y no sé qué, a las cuales se añadió un D’Artagnan en forma de super German)
2 Fiestas de España en Yoyogi mano a mano con Misakinchi y sus tortillas de fama internacional incontables Hanamones en Yoyogi bajo los cerezos en flor (o bajo la lluvia…) que no sea por falta de planes, para todos y de todos los rincones de España.

Poco a poco, las clases fueron pasando de centros culturales a restaurantes, algun@s alumn@s se convirtieron en inevitables miembros de la familia cocinilla y fuimos ampliando horizontes gastronómicos a golpe de risas, cervezas y mandiles de colores.

 

Y recientemente, incursiones en solitario… ¡Bienvenid@s a las clases de TADAKU!

TADAKU Recetas

Mil gracias a Tao por fiarse de este loco con mandil flamenco y sonrisa de psicópata. A las aguerridas alumnas que han pasado por casa para descubrir conceptos como “cómo beber en porrón”, “qué es una ñora”, “dónde está Calasparra”, “cuál es el origen del salmorejo”… Y es que Mahal no solo alimenta, también educa y entretiene. Lo tiene todo.

 

Por último y como broche de oro antes del parón estival, una clase de cocina de categoría. Primero, cita en Reserva, casa y templo de Rubén. Como siempre un placer, copas y risas sin horario de cierre. A continuación, un equipo ganador: Chiqui/Manager, Oskar/Traductor y Lorco/Pinche, una selección de alumn@s estelares (Anna, Mai, Hisae, Sachiko… Puji, te echamos de menos!!!) y por último, un chef inigualable : Gonzalo.

Salmorejo con langostinos y aceite de ciruelas
Salmorejo

Mar y montaña de vieiras, pollo salvaje y berenjenas
Vieiras1

¿Para qué estropear con palabras lo que sin duda es mejor ver y degustar?
¡Media ración de fotos, marchando!

El salmorejo casi listo

Oskar currandose la traduccion

Lorcocinero

Clase de cocina foto de grupo1

El salmorejo que se preparó en esa clase no tenía nada que envidiarle al que figura en uno de los entrantes del fabuloso menú de verano del Restaurante Ogasawara, donde Gonzalo (nuestro profe) ejerce de chef… ¡Y sí, por fin conseguí ir al Ogasawara a deleitar mis papilas gustativas (fuegos artificiales en mi boca)! Impresionantes el helado de espárrago y el sorbete de perejil, delicioso el arroz de sepia o la pluma de ibérico… postreSSSSS, sin comentarios. ¡Cintia, muuuuuito obrigada!

OGASAWARA  Gracias Gonzalo

OGASAWARA Menú de verano

No tengo palabras para expresarlo, definitivamente HAY QUE VENIR y comprobarlo uno mismo.
Muchísimas gracias a Gonzalo por atendernos con la misma simpatía que gasta dentro y fuera de la cocina, con gente así, siempre es un PLACER.

 

 

 

 

 

En un remoto pasado

El té es saludable

julio 17th, 2015 lorco

Nada mejor para combatir el calorAZO del verano que unas bebidas frías, frescas, frescas, aprovechando la visita de súper Curro y Matej nos han traído una delicatessen social de las lejanas montañas eslovacas de Tatra, el TATRA TEA, la bebida a base de té que te vuelve rubio, te quita el frío y te convence de que TODO está en tu cabeza.
El regalo

Esta bebida que pronto acabará con el reino del “jaigesmaster” se ofrece en distintas “fragancias” (avisamos que el porcentaje es en alcohol)

tatratea

  1. Tatratea 22% Coco
    Sabor de coco para los que quieren dar sus primeros pasos.
  2. Tatratea 32% Citricos
    Segán sus propias palabras para “soccer moms and an older crowd” (“mamas futboleras y gente viejuna”?) No nos queda nada claro
  3. Tatratea 42% Melocotón y Blanco
    Ya empezamos a ver aquí que la cosa va en serio, 42%, melocotón… Aquí hay tomate.
  4. Tatratea 52% Original
    Aquí estamos, algo que empieza con 52% de alcohol y se llama a sí mismo ORIGINAL merece todo nuestro respeto. Sin duda uno de los más fáciles de beber, no está extremadamente dulce, ni demasiado fuerte.
  5. Tatratea 62% Frutos del bosque
    Pillamos la receta original y le ponemos MAS frutos rojos, MAS alcohol y lo dejamos reposar en la nevera, el primer trago duele un poco, luego es una pasada. Como diría algún “experto” en vino, con un excelente retrogusto a frutas y un frescor inesperado que te recorre desde la coronilla a la cuscusilla.
  6. Tatratea 72% Fuera de la ley
    Menos azúcar, más alcohol que el Original y con el efecto secundario de llenarte el pecho de pelos.

El bicho a ganado premios incluso a diseño de la botella y, por supuesto, por la calidad del pelotazo.
Tatratea premios

Tatratea detalle
 

La primera vez que los probamos “solo” pudimos degustar los tres últimos de la lista, (52%, 62% y 72%) fresquitos, en vaso corto o de chupito, una experiencia que TODOS, absolutamente todos deberíamos tener antes de quedarnos ciegos por la ingesta de alcohol.

Si queréis saber más os dejamos las entradas de la wikipedia y su página web.

Luchando contra las lluvias

julio 14th, 2015 lorco

Debe ser la séptima temporada de lluvias que pasamos en este país, y hasta mitad de la semana pasada fue de esas temporadas que dices “pues tampoco llovió tanto”.
Nos debió oír el “kamisama” (dios en japonés) que se ocupa de las lluvias y desde entonces no ha parado.

El Ser Humano nunca está contento, hay gente que se queja de no poder tender la ropa, de no tener nunca los pies secos, de haber comprado y perdido decenas de paraguas en este juego, de no poder pillar la moto sin riesgo a terminar la frenada bajo algún coche, de tantas y tantas cosas…

Siendo de donde somos y acostumbrado a no salir de casa si llueve ( a mí no me metas, en Cádiz llueve, no nos da miedo el agua), es difícil hacer vida, pero 24 horas sin parar de llover, seguidas por 24 más y así durante una semana… uno se acaba acostumbrando.

Además yo me alegro porque así no tengo que regar las plantas, están cada día más grandes y verdes, no tenemos que limpiar la terraza , está reluciente (perdooooooona, la fregada de terraza que me metí este domingo no tienen nombre, tiene las horas al sol tatuadas en mi espalda) y sobre todo porque así, veo una de las chapuzas más brutales que se ven en esta ciudad.


LOS ARREGLOS DE GOTERAS EN EL METRO

Uno esperaría que en Japón llegase una brigada de doce obreros, con sus cascos, sus escaleras, sus cinturones de herramientas. Precintaran la zona de la reparación y trabajasen incansables cual Curris de los Fragels hasta terminar con la maldita gotera.
Pues no, los doce obreros llegan, con sus cascos, sus escaleras, sus cinturones y su cinta americana y plástico.

Normalmente lo que hacen es cubrir la gotera con plástico, “redirigir” el flujo de agua hacia una pared, y de allí al suelo que ya está preparado para que ese agua termine en un sumidero. Un poco chapuza, una ñapa bastante temporal, pero efectivo, nadie se moja.

Gotera

Hemos visto algún que otro cubo rodeado de cuatro conos naranjas y cinta de “no crucen/peligro” que tampoco está mal como ñapa. Pero esto, esto es ingeniería suprema.

Invento 1

Invento 2

Sí, sí, mirad otra vez.

Detalle botella 1

Detalle botella 2

Un plástico que termina en un cuello de botella, también de plástico, que engancha con un tubo y este redirige el agua a un lado de la pared y ahí al sumidero.

¡¡GENIUS!!

Mochi vs Uvas

julio 6th, 2015 lorco

De tradiciones hablamos, sobre todo de tradiciones de comer, de comer en Navidad, en Navidad y que te puedan llevar al hospital.

Una vez hechas las presentaciones, “Comidas tradicionales de navidad que pueden acabar contigo en el hospital”, pasamos a presentar a los participantes.

En la esquina izquierda, calzón rojo, con 12 posibilidades un día al año, “LAS DOCE UVAAAAAAAAAAS
En la esquina izquierda, calzón azul, con varias posibilidades todo el año,”EL MOCHI

Ambos tienen el mismo ataque asfixia, ahogo, sofoco, disnea,  vamos que te dejan sin ni una mijita de aire.
Aunque el resultado sea similar, el modo en que los dos atacan es totalmente diferente.

Las doce uvas se sirven de su número y de la velocidad, para conseguir “irse por el otro lado” o atascarse en la traquea.
El mochi, en cambio, se vale de su tamaño, su dificultad para ser masticado y su pegajosismo.

El contra-ataque esta claro, para las doce uvas, pelarlas, quitarles las semillas y comer un pelín más despacio que tampoco hay que terminarse las doce en la primera campanada.
El mochi, simplemente servirlo ya cortado en trozos más pequeños y no meterse en la boca uno hasta haber terminado con el anterior.

¡VENCIDOS!

¿Y por qué hablamos de esto ahora? Ni mas ni menos que el otro día (allá por la Golden Week) estuvimos haciendo MOCHI en el barrio, tenían montado un follón de padre y muy señor mío. Nos acercamos a ver qué era y terminamos aporreando arroz al vapor y comiendo mochi, cortado pequeño, en todas las variedades que se les ocurrió.
DENTRO VÍDEO!

Creando tendencias.

junio 17th, 2015 lorco

Hace ya mucho tiempo, casi cuando aun tenía pelo, bueno, quizás no hace tanto. Digamos tan solo que fue al poco de llegar a Japón. Conseguimos uno de los curros con título más BRUTAL de los que jamás hemos tenido, “cazadores de tendencias” también llamado “cool hunter”

Teníamos que entregar dossieres sobre determinados temas una vez cada dos meses, introducirnos en el mundo de los modernos (ahora llamados hipsters) o simplemente observar como funcionaba algún servicio en estos lares y compararlo con los de allí. Aún recuerdo las largas horas de debate tras un café, varias copas y cientos de miles de palabras en el aire con el tito Chiqui. Fuimos capaces de cambiar el mundo durante al casi un año (fue después de la crisis, así que no nos culpéis)

Pues ahora estamos creando, ya no CAZAMOS tendencias, ahora las creamos, esta mañana me he levantado descubriendo dos artículos

-Los famosos van en patinetes (vía El País)

-Cambian las leyes de circulación de bici en Japón (vía JaponinfoSwap y agencia oficial)

 

Lo del patinete se veía venir, ha sido encontrarme yo uno en la calle y que todo el mundo se dé cuenta de que es el transporte del futuro, fácil de plegar, puedes montar con él en el metro/autobús. Rápido, no debes luchar con el sillín como con la bici, no hace falta ponerle una luz para por la noche…
Como será de útil que el otro día Nerea se vino sobre el nuestro mientras yo corría, ocho kilómetros se hizo, y más contenta que un chambi. (En mi defensa he de decir que me obligaron… He pagado por mi osadía con un cardenal de un dedo de largo y dos de ancho en el gemelo derecho) Todo ventajas.

Nere patinete
En cuanto a las prohibiciones para las bicis… Ahí me han jodío una poca, os lo explico.

  1. Ignorar señales de tráfico (semáforo en rojo, en amarillo, etc..)
  2. Ignorar señales de tráfico (contra dirección, o en zonas de no acceso a bici)
  3. Usar la bici en zonas solo peatonales
  4. Usar la bici en el carril erróneo
  5. Interferir con los peatones en el borde de la carretera o aceras
  6. Cruzar la vía del tren con la barrera bajada
  7. Interferir con las prioridades de los vehículos en cruces
  8. Interferir con los vehículos girando a la derecha en los cruces (recordar que aquí se conduce en el otro lado)
  9. Interferir en cruces en avenidas causando un problema de seguridad
  10. Ignorar las señales de stop (hay que apoyar el pie en el suelo y estar parado para que se considere hecho)
  11. Bloquear o molestar en las aceras
  12. Conducir una bici sin frenos
  13. Consumir una bici bajo la influencia del alcohol
  14. Conducir como un loco

Creo que ya me he saltado, en poco mas de un mes, los números 1, 2, 3, 4, 14. Mayormente porque no hay stops, no hay barreras de tren, ningún cruce y eso solo en un trayecto de 200 metros, que si no…
La puñeta es que mi casa y la parada del metro están en la misma manzana. Para ir no rompo “casi” ninguna de las normas, excepto eso de los semáforos, pero para volver. Para volver me las cargo todas.

Lo que sí agradeceré y mucho es que las bicis YA NO PUEDAN ir en dirección contraria, con Jamonera he estado más de una y mil veces a punto de comerme alguna bici salida de detrás de una esquina oscura circulando por el borde de la acera. No mola, ni para la bici, ni para mí, que tengo que dar volantazo y esperar que no haya ningún coche a mi derecha (recordad que conducimos por el otro lao)

 

Voy a ver si lo próximo que conseguimos es que se pongan de moda hacerse trenzas en los sobacos, eso sí que será una TENDENCIA.

 

CAMBOYA – Siem Reap

mayo 24th, 2015 lorco

Despertar a las siete de la madrugada, intentar recordar donde estás y darte cuenta que esa “maravillosa” noche en bus cama te ha dejado destrozado. Salir y que el calor golpee tu cara, así empezó el primero de los tres días que pasamos en Siem Reap.

Ta Nei Dientes en el suelo

Ya teníamos cita con nuestra guía para ese día, así que nos arrastramos al hotel, dejamos las maletas en la habitación y a esperar mientras desayunábamos tranquilamente.

Debemos decir a todos aquellos que no seáis amantes de leeros dos mil libros, tres mil entradas de blog y varias revistas de arte… PILLAROS un guía. Al menos para el mega templo (de cuyo nombre jamás me acordaré :Angkor Wat (A mí me suena a Ankh-Morpork y esa es la del mundo disco)). Volviendo a nuestra guía, Mai, era una japonesa que a pesar de ser majísima (gracias Chiqui por la recomendación) no dudó en pegarnos una buena paliza: cuatro templos con parada y fonda en  restaurante incluida. Además, nada de visita turística de chichinabo, tuvimos introducción histórica… y es que Mai llegó a Siem Reap como parte de un grupo de restauración y se enamoró de los templos, de sus relieves, sus bustos de Shiva, sus estatuillas mutiladas de Buda… ¿cómo no disfrutar de una visita con ella?
“El rincón de Gordopilo” Allá por el siglo XII Savayan séptimo, el Unificador, decidió, pues eso mismo, unificar el territorio entorno a Siem Rey construir entre otros, el templo de Angkor Wat. ¿Desea saber más?

La visita empezó por el mega templo, pero entramos por el sur, evitando así la HORDA de turistas y guardando la visión de postal para la salida. Si tuviera que volver a a hacerlo, sin duda sería igual, nos pegamos la sorpresa DESPUÉS de haberlo visto por dentro, de haber prestado atención a los detalles de los relieves. Hay, si no recuerdo mal, cinco grandes murales y cada uno de ellos tiene una historia ENORME. Llevarlos estudiados o con guía mejora sin duda la experiencia. Nosotros desconocíamos la mitología/historia de es época y flipamos como enanos mientras Mai nos explicaba los tres que ella eligió para ese día. La “leche divina” (y que nadie empiece a pensar cosas raras) era el caldo de cultivo de la vida (vaya, no lo estoy arreglando)… Veamos una imagen.

Angkor Wat Relieve Leche divina

Fijaos en los animalejos (peces, tortugas, aves…) parecen flotar, ¿verdad? Pues ese líquido en el que flotan y se mezclan constituía el origen de la vida. ¿Más cosas? Naga, la serpiente de siete cabezas que custodia puentes y cornisas. Naga era una divinidad que protegía a los suyos y castigaba a los demás, como tiene que ser.  Como veis en este detalle, Naga era larga de narices, ejércitos de fornidos soldados jalaban de su cola… o me estoy liando. ¡Sigamos!

Angkor Wat Relieve Tirando de la cola de Naga

Angkor Wat Naga os saluda

Antes de dejar el Angkor Wat, hicimos el ascenso a la pirámide principal, desde de la que se puede contemplar el complejo casi al completo…Eso sí, si vas tapado de pies a cabeza, que aquí eso del calor no va con ellos. Si valía la pena o no, cada cual que juzgue, pero vaya subidita… ¡casi nadie había!

Angkor Wat Bajando la piramide principal con Mai

Lo que sí valía la pena, indiscutiblemente, fue el último vistazo a Angkor Wat… y ese espejo que te transporta a un cielo en la tierra.

Angkor Wat Templo y reflejo

Ya cumplido con el primer templo, hicimos lo único que podíamos, buscar la sombra, buscar los templos de la selva, esos que, al parecer, salieron en un Tomb Raide(Ta prohm). De estos, destacar siempre cómo la naturaleza ha reclamado el espacio que le tomaron prestado.

Ta Prohm y Lara Croft

Según nos contaba Mai algunos equipos de restauración han querido cortar árboles para dar al templo su imagen original, pero la “presión” turística de ver esa simbiosis les ha obligado a dejarlo tan cual está. Es una tentación para cualquiera con alma de niño, perderse entre los pasadizos y encontrar pequeños tesoros ocultos entre las ruinas. Como las máscaras del “monstruo sin cuerpo” que decoran los dinteles y las cornisas o sus fauces que antiguamente decoraban los tejados y que ahora asoman como los dientes de un recién nacido que empujan por salir ; también exuberantes bailarinas caprichosamente brillantes o gastadas por el tiempo (o algún explorador salido) o mejor aún, las escasas esculturas de Buda que aun quedan escondidas entre las ruinas.

Ta Prohm piramides 3

Ta Prohm En lo oscuro1

Ta Prohm Bailarinas desgastadas y brillantes

Y es que como en muchos otros lugares, al cambiar de religión el reino, el culto a Buda fue perseguido y casi todas las estatuillas del mismo que adoraban los templos fueron mutiladas o simplemente extraídas a golpe de cincel…
El atardecer se acercaba inexorablemente, y nos dirigimos a Bayon… ¿os suenan las pirámides con forma de bustos de Buda? Sí, esos no había huevos a mutilarlos, y menos mal. Vaya espectáculo…

Bayon Perfil

Bayon Perfiles

Para los dos días siguientes decidimos que haríamos uno de “ver los que nos quedan”, tarea imposible debido a la cantidad que hay, y volver a “Ankh-Morpork” a ver los relieves (los vistos y los otros). Básicamente, sentarnos, mirar a los turistas y no hacer nada.
Hacer turismo no está, siempre, reñido con no hacer NADA y disfrutar. Para ello, me puse el disfraz de Dr Jones Sr, fabriqué mi propio plano del complejo y lo recorrimos de cabo a rabo junto a nuestro fiel Ok Vitol, ¡chofer y profesor de khmer!
gracias : “a’kon”   perdón: “samtousa”    chica guapa: “srei saat” (no nos dio para mucho más…)

Nuestro primer destino, Baphuon. Un complejo de varios templos con cuatro puertas a cada cual más impresionante, que controlaban el acceso al patio de los elefantes (sí, ellos no tenían carreras de caballos o corridas de toros… pobres, se tenían que conformar con juegos como “el paquipolo”…).

Baphuon Elefantes

No sé cuántas horas pudimos pasar allí,  fue un no parar de PIRÁMIDES, escaleras, templos escondidos y SOL, SOL, SOL, madre mía qué calor hacía.

Baphuon Enfocando en el nano que camina

Baphuon cornisas

Y para terminar, visitamos el templo de Benteay Kdei, frente al lago artificial de Sras Srang. Al caer la tarde y con el templo casi vacío, teníamos la impresión de que aquellas estatuas de ojos cerrados vigilaban plácidamente nuestros pasos. Y así, sin darnos cuenta, el sol empezaba a caer y el Sras Srang nos llamaba…

Pues sí, a una le gustan los atardeceres…y si van acompañados de una cerveza… Ni Mahal podría negarse.
Ni qué decir tiene que aquel día nos dejó a los dos con un buen sabor de boca pero cansados, bastante cansados y dispuestos más que nunca a eso de “no hacer nada” como plan para el tercer día.

Sras srang al atardecer3

 

Sras srang chicos en barcas2

Ankh-Morpork no nos decepcionó, incluso nos trajo la visita de una familia de monos, de esos que todo lo quieren tocar, morder y que la lían parda con los cordones de protección de los relieves… A ellos les sobran, llevan ahí desde antes de los turistas y lo que les mola es estar SOLOS en algunas de las galerías, como a nosotros, que huíamos de los grupos de chinos (sí, gente, se nos comen). Es increíble, pero al parecer, todo el mundo visita las mismas galerías… Doble consejo, si el primer día vais con guía, volved, volved solos y pasead sin rumbo siguiendo aquellos pasillos donde no hay nadie. Parecerán el triple de grandes.

Ya por la tarde nos sentamos a mirar como el sol caía cual coco, a veces me pregunto si en estas latitudes no habrá alguien tirando de un hilo y bebiendo nuestras cervezas, que se vacían solas…

 

 

 

 

 

En un remoto pasado

Dos ruedas

mayo 13th, 2015 lorco

La ciudad de la bicicleta, no me atrevo a decir que Tokio sea tal. De hecho no creo haber recorrido más de diez kilómetros sobre una.Podríamos resumir mis “experiencias” en bici, siempre prestada, a :

  • Un paseo a la estación a buscar a unos amigos
  • El día del terremoto para ir a buscar a Nerea
  • El sábado pasado para recuperar lo que sera MI bici

Pues sí, un amigo consiguió digiEvolucionar la suya a una de mejor cara y se ha desecho de la vieja de la manera que más puntos da al karma, regalándola.
Ahora los días de mucho frío o lluvia a tope tardaré dos minutos en lugar de diez a la estación. Hasta un timbre aparta peatones me he comprado.
Bicicleto vs Jamonera

Así, contento de tener otro medio de locomoción añadido a nuestra colección andaba yo de camino a casa, después de un corto pero intenso karaoke esa misma noche cuando encontramos ESTO triste y solo por la calle.

Patineto en su trono

Lo habíamos visto al salir de casa, nos habíamos mirado mutuamente y notado que nos hacíamos ojitos tiernos. Sin necesidad de compartir copas, quedar para cena o café saltamos el uno sobre el otro y nos deslizamos hasta casa.
La verdad es que esta un poco/bastante hecho polvo, pero que carajo, es un PATINETE, ¡Un patinete!. Ahora se abre la duda de ¿bici o patinete para ir a la estación?

Primero habrá que arreglarlo, conseguir doblarlo para poder meterlo conmigo en el metro y después…
Anda que no mola eso de ir CUESTA ABAJO con un patinete ni na. Estoy seguro que, entonces, los días de lluvia o frío me parecerán un poco menos malos (por cierto, hoy llegamos a los 30grados)

El botón de lo que quieres hacer

mayo 4th, 2015 lorco

Es una manía estúpida, lo se, pero no puedo soportar a los que pulsan LOS DOS botones del ascensor.

ASI NO

Es una de las pocas cosas en las que soy un jodido extremista, llegando al punto del nazismo anti doble botón. A ver, si vas a subir, para que narices necesitas darle a LOS DOS, ¿Qué te gusta saludar a los que bajan o algo? ¿qué nunca has montado en uno y te hace ilusión pasearte? ¿qué eres tonto de baba? No se me ocurren otras razones.
Puedo conceder la duda del error, en serio que puedo, existe la remota posibilidad de que no sepas que cojones quieres hacer, que te confundas o que al resbalar mientras golpeas con tu cabeza el suelo la punta de tu pie izquierdo golpee el botón que aun no había sido presionado. Pero me da que no…

ASI SI

He intentado entrar en la cabeza de esos terroristas pulsaDobleBoton. Intento visualizar la razón por la cual parar el ascensor en el sentido contrario a lo deseado les ayudara a tener uno a su disposición en un tiempo inferior a los demás que solo pulsan uno.
No puedo. Me cuesta.

Si, si, que lo mismo se debe a que mi formación, mis estudios y el autocontrol que de joven ejercí han hecho que sobrevivan más neuronas de las necesarias para darme cuenta del error. Pero no, os aseguro que he visto a gente preparada, con estudios SUPERIORES, con DOCTORADOS y MASTERS del universo, gente que jamas se acerco a sustancias, legales o ilegales, que pudieran afectar a su buen juicio.
Se acercan al ascensor, digamos en un 8 piso de un edificio de 10 plantas, quieren subir y le dan a los DOS botones.

Primero de dices, so vago/a, sube andando, luego te preguntas… ¿EN SERIO? ¿Vas a bajar a donde quiera que vaya, que lo mismo hasta tiene sótano, y luego volver a subir? ¡OLE TU PULSAMIENTO DOBLE Y COJONERO!

No sufren el mismo desprecio aquellos que pulsan dos millones de veces en 3 segundos el botón intentando así desbloquear la “velocidad absurda” del mismo. Estos al menos no provocan ningún cambio en el ascensor, tan solo que la gente los mire con cara de “pobrecico, le daba pa un café”

 

 

Pd.- La foto que inicia el artículo fue encontrada tal cual en la naturaleza, el responsable de la misma había abandonado el lugar.