¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Camino del infierno (primera parte)

Todo iba bien, todo, hasta que llegamos a Wanzou, ciudad chinesca de gran desarrollo comercial, como anunciaba su impresionante aeropuerto internacional… ERROR. Pese a sus dimensiones colosales, tanto las prestaciones como lo que allí nos sucedió, nos dejaron un muy mal sabor de boca, que esperamos, no se confirme a la vuelta. Para quien esté en situación de desmentirlo: ¿es Southern China una mierda de línea aérea? Gracias por participar.

cinco horas en wanchu

Tras un retraso de 5 horas, un personal de tierra incapaz de traer mantas a un pasaje que se pelaba de frío con el aire acondicionado del aeropuerto, tras una cena pagada de nuestro bolsillo ( menos mal que llevábamos juanillos, porque lo único que nos trajeron después de 3 horas esperando fueron unas galletas saladas rancias y una sopa de lata que nadie se atrevió a abrir) , tras sufrir la ausencia total de higiene en los servicios tanto de caballeros como de damas… Salimos de Wanzou a las tres de la madrugada, llegando a Ho Chi Minh a las 5am…

DOROTY I

TOTO

Lo bueno, que desde las ventanillas del taxi, fuimos testigos de excepción del despertar de una ciudad de chopo cientos miles de habitantes… Todos con moto. No hemos dejado de flipar con el número de motos que inundan las calles y carreteras, campos y ciudades de este espídico país. Igual nos quedamos cortos con lo de inundar… Juzgad por vosotros mismos.

EscuadronRojo

paint it red

Al llegar a nuestro hotel, no podíamos dar crédito a nuestros ojos : estábamos en la zona de marcha, eran las seis, aun había bares abiertos y gente sentada en las terrazas, disfrutando de una ultima copa (o de un café mañanero). El tipo de público femenino (o camuflado de femenino) que poblaba las terrazas, dedicó a los conquistadores miradas rapaces que hacían recordar esa gran serie y referente cultural que es El hombre y la tierra. En este caso, los leones eran seguidos por las gacelas… Para algunos : el puto paraíso. Sin embargo, una llamada más poderosa que la de la caza se impuso : antes de salir a cazar ( o ser cazado) había que pasar por la ducha y volver a ser persona. Dicho hecho, en menos de veinte minutos habíamos tomado posesión de nuestras respectivas habitaciones ( un apartado será dedicado a 24horas Kitty ) y estábamos a punto de sentarnos a degustar la primera de una larga lista de Saigón, la cerveza local.

Dromedario

Era de esperar que algún loco se nos arrimara, y no tardó en aparecer Mike, irlandés de unos treinta años, muchas kilómetros y más cerveza que sangre en las venas. Mantuvimos la misma conversación en bucle durante media hora, antes de poder despedirnos y desearle felices sueños. De aquel encuentro, solo recuerdo a Lín, y la primera palabra que aprendimos : g’mâ. Gracias.
 

(Continuará…)

 

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos NEXO #TLQM: Segundo paso
Hace unos 730 días, relatábamos Soborno representaltil
Hace unos 1095 días, relatábamos Esto es una conga
Hace unos 1460 días, relatábamos Mercado de pescado
Hace unos 1824 días, relatábamos Cine y rompimos en empate

10 Comentarios a 'Camino del infierno (primera parte)'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Avatar Curro dice:

    Agradezco a los dioses que aún no se haya inventado el grabador de olores, pero hubiese o hubiera pagado por ver la cara de alguno a descubrir la fiesta de sensaciones que ofrecían esos cuartos de baňo…

  2. Avatar Sol dice:

    Menudo comienzo!, ante una situación como ésta, adaptarse o morir ¿no?

  3. Avatar adela dice:

    ¡Si esa maravilla es el comienzo de la aventura,,, miedo me dá la segunda parte!
    ¡Y aún estais vivos!

  4. Pero el recibimiento de la Ciudad de Ho Chi Minh fue la leche…cervezón al amanecer con 30 grados a la sombra 🙂

  5. Avatar Tsutomu dice:

    Una de cal y otra de arena, pero seguro que llegar al despertar de la ciudad fue interesante, al mal tiempo buena cara, y al calor pegajoso de aquellos lares, cervezas en vena 🙂