¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Exposiciones extrañas y sábados de locura

Algo que nunca deberían hacer sus mercedes es abrir la página de “cosas que hacer en mi ciudad” y dejarse guiar por el primer evento que tenga un nombre interesante, raro o venido de países lejanos.
Si lo hacen, sepan ustedes que pueden terminar, como nosotros, en una exposición sobre cajas de cerillas venidas de la antigua URSS.

Cartel exposición

Así somos, abrimos la guía cultural y nos da por saltar al vacío, irnos a visitar una chorrada, eso si, nos reímos.
Era el último día de la exposición, era nuestra última oportunidad de ver mas de 1000 cajas de cerillas venidas de lejos y con posiblemente más años que nosotros, ¿cómo decir que no? Era impensable retenernos.

Nos animamos, salimos mucho antes de lo recomendado un sábado por la mañana (ni siquiera eran las 11:00) y para darnos fuerzas nos zampamos un par de platos de pancakes que ya los quisiera para él cualquier luchador de sumo intentando ganar peso.

Sin título

Sin título

Acto seguido fuimos a comprobar que este no es país para medir más de 1’80 (pero eso lo dejamos para más tarde esta semana) y como no es bueno terminar el día en derrota saltamos a la exposición de CAJAS DE CERILLAS VENIDAS DE LA URSS.

Panfketo

Al llegar yo me decepcioné una poca, esperaba un museo, un sitio GRANDE y lleno de expositores, vitrinas y carteles en japonés que nunca entendería, pero no, resultó que el lugar de la exposición era una tienda.

Dos fueron mis sorpresas, la primera que fuera una tienda, la segunda que NO TODO estuviera a la venta, si no que mostraban colecciones de CAJAS DE CERILLAS VENIDAS DE LA URSS y tan solo vendían ‘los cromos repes’.

Claro que estando allí, después de que Nerea (siempre paciente) me convenciera de que ya estando mejor mirarlo todo, no paró de llegar gente. En serio, en una hora y media que estuvimos dentro, debieron llegar más de 20 personas (en un espacio de 20m, eso se nota).
MAS DE DIEZ PERSONAS interesadas por las CAJAS DE CERILLAS VENIDAS DE LA URSS, el mundo se está terminando, o eso o estamos más aburridos que un mono sin piojos y con las manos atadas detrás de la espalda.

Después de los primeros minutos de confusión, de las luchas conmigo mismo para abandonar el garito y lo que Nerea tardó en convencerme de quedarnos… El rollo me gustó (estoy enfermo, lo sabemos) y como no había cartelitos en idiomas incomprensibles para leer (Intervención de la otra parte contratante: ancha era la URSS, y que y sepa el cirílico y las lenguas de los países del Este nos son desconocidos, así que para saber si el cromo era de Rumanía, Hungría o Polonia tardábamos una miaja) me centré en mirar los dibujos, buscar alguno chulo y reírnos un rato de la locura de la exposición, de la nuestra mejor no, que uno empieza a reírse de su locura y termina en habitaciones acolchadas.
Eso sí, salimos de allí con una colección de CAJAS DE CERILLAS VENIDAS DE LA URSS y ahora tenemos que buscar que hacer con ellas.

Cajas de cerillas venidas de la URSS

Alguna idea tenemos…

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Nieve, nieve, nieve
Hace unos 730 días, relatábamos 1 de enero 2012 -Hiroshima
Hace unos 1095 días, relatábamos Fácil de aparcar, difícil de entrar
Hace unos 1460 días, relatábamos Y una “funda de plátano” anuncia el nacimiento de… joe, !como ha cambiao el cuento!
Hace unos 2189 días, relatábamos Desempaquetando el horno
Hace unos 1824 días, relatábamos Más cartas venidas de otros continentes
Hace unos 2189 días, relatábamos Por fin termino la primera semana

12 Comentarios a 'Exposiciones extrañas y sábados de locura'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Pau dice:

    OMG! Un claro ejemplo de que nunca debes decir nunca

  2. Apasionante (no las cerillas claro) el hecho de que eso vaya a verlo alguien. Da igual lo que vendas aquí!!

  3. Sol dice:

    No cuelaaaa, mucha locura, mucha lucha interna, pero no sólo fuisteis, sino que observasteis cada cajita para distinguir de qué país era y os comprásteis una colección. Os molaba desde el principio el asunto éste, o las tortitas producen efectos secundarios, como leer cirilico. 😉

    • lorco dice:

      Debo decir, para mi pesar, que la idea fue TODA mía, pero yo pensaba ir a un museo… A ver algo “raro venido de lejos”
      Y acabe hasta arriba de cajas de cerillas que parecían sellos 🙂

  4. adela garcia dice:

    ¡Menos rollo, vosotros lo que queríais era zamparos ese “mini” desayuno, que ya me diréis. ¿Cómo no vais a esponjar, guapos? Las cerillas mu chulas (LOS RUSOS YTIENEN COSAS MU CURIOSAS).

  5. Jota dice:

    Hombre, yo como CAJA tenia entendido otra cosa. Eso son cromos.

    • lorco dice:

      Era la parte del dibujo de la caja recortada, para ser exactos!

      Lo que no sabemos es si las cajas tenían dos dibujos iguales y si los vendían como dos 😉

      Que son muuuuuu listos estos japoneses!

  6. Neki dice:

    Aunque em pagaran no estoy yo muy seguro si iria. Aunque si fue el precio por tamaño desayuno, merecio la pena