¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Jamonera y su TENKEN

Cual rutina de ir al peluquero, de cortarse las uñas, de tomarse el café, Jamonera tiene la de pasar su revisión (o tenken) una vez al año.

Pero siendo como semos…. Hacia dos años que la pobre no tenia su dosis de mecánico, le iba tocando.
Aun recuerdo la cara del mecánico, los dos pasos hacia atrás, y como levanto los ojos mirándome con cara de “otro loco mas”

Solo mirando a Jamonera, sin ni siquiera “abrirla” me dijo que lo mismo salía un poco caro, que tenía que mirarla BIEN, pero que así a ojo lo mismo me llamaba para confirmar si me interesaba arreglarla.

Menudo susto, yo que había pagado unos miseros dragmas por Jamonera empecé a pensar que lo mismo era un adiós. Porque claro, había que cambiar las dos ruedas, al parecer el freno delantero, algo dijo sobre el de atrás, pero sobre todo me dijo que siendo sábado, teniendo mil de curro y demás que no podría llamarme hasta el lunes.
Sin prisa, sin prisa, Jamonera descansa los fines de semana y en su estado era mejor eso de “la puesta a punto” que el me dieran puntos a mi por el guarrazo.

Ese mismo domingo, a horas en las que debería estar prohibido llamar a una casa decente, allá sobre las 10:30 el teléfono empezó a vibrar. Numero desconocido, de un fijo, iba a ser japones.
Con los ojos pegados, la lengua seca, el cerebro a 0.5 empece el día con una conversación extraña…

– Buenos días, soy del taller de motos XXXX, mi nombre es YYY, le llamo para informarle de lo que hemos encontrado en su moto para que apruebe usted el presupuesto
– Buenos días, si, si, claro, diga.
– Nanaka, nanka, nanka, nanka, nanka, le parece bien?
– Perdone, cuanto dice usted que es todo?
– unos 15 dragmas
– vaya
– pos sip, algo caro, pero podemos hacer solo lo importante
– perfecto, y de que se trataría?
– Ruedas, frenos, nanka, nanka, nanka, nanka y luego están los arañazos que podemos arreglarlos con cinta aislante.
– Eso suena como un plan, bien, y solo haciendo eso, ¿la cosa quedaría a un precio…?
– Bajaríamos a 10 dragmas
– ACEPTO, hagamos eso, arregle todo lo que pueda hasta 10 dragmas y el resto para la próxima.
– Muy bien, cuando este lista lo llamaremos para que venga a por ella.

(para todo aquel que no sea bilingüe, “nanka, nanka, nanka”= “no tengo ni idea de que dice este tío”)

Y así quedo mi conversación matutina, yo sorprendido con haber entendido algo, el sorprendido con que yo pudiera contestar algo y Jamonera con un plan.

Ese mismo martes me llamaron, Jamonera estaba lista, podía pasar a por ella.

Me presente a la salida del trabajo en el taller. El chico que se había ocupado de Jamonera estaba de vacaciones ese día, pero todo el mundo parecía saber que Jamonera y yo eramos la misma persona.
Indicándome que me sentara sacaron tres folios de un cajón y me dijeron que iban a explicarme TODO lo que habían cambiado en Jamonera.

Factura jamonera

TODO, lo habían cambiado TODO.

Creo que no tocaron a la carrocería, tan solo cinta, y al cigüeñal, si es que tiene. Lo demás lo cambiaron todo.
Como se lo habrían pasado de bien que cada vez que un empleado pasaba a mi lado me decía, “ten cuidado”, me sonreía y estoy seguro que en cualquier otro país me hubiera dado palmaditas condescendientes en el hombro. Si que estaba jodía Jamonera, si….

Como ultimo consejo me dijo que al ser nuevas las ruedas Jamonera podría deslizar, pero al recordar el estado de las que tenia al llevarla soltó un, “bueno, como antes”

Monte sobre ella, apreté en los frenos y… JODOOOO eso era frenar y no lo de antes. Ahora estábamos a punto los dos, Jamonera renovada y el calor asomando por la esquina. ¡En cuatro días es primavera y en cuatro y medio VERANO!

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Photo-maraton
Hace unos 730 días, relatábamos Mandemos a Fabrice a salvar a los orangutanes
Hace unos 1095 días, relatábamos A contar, a contar
Hace unos 1460 días, relatábamos Calvos en Japón
Hace unos 2189 días, relatábamos Secuestros que terminan “bien”
Hace unos 1824 días, relatábamos Continuación Japon (primera noche Osaka y destino a Nara)

12 Comentarios a 'Jamonera y su TENKEN'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. LLega el momento de dejar de sufrir la moto y empezar a disfrutarla!!

    Nunca he visto una moto mejor que la que tienes….lo que aguanta la jodia!!

    Palabra clave.- hasta a tu señora la aguanta

  2. Farlopy dice:

    Pero tío! Queremos fotos del estado actual de Jamonera!!! Dejate de fotos de facturas en turco-chipriota y pon una foto de la susodicha!!! En fin, a disfrutarla y a que dure muchos años más!

    • lorco dice:

      Quitando la “cinta americana” eran todas “cirugía” interna. Jamonera esta igual de guapa, con zapatos nuevos y algo de botox 😉

  3. Molesko dice:

    A Jamonera le han cambiado de todo, por dios… en la factura la lista es grande y no se a como estará el cambio de yen, pero allí veo cifras de 3mil, 4mil, 5mil y hasta de 6mil y eso significa que fue grave el asunto jejeje

    Saludos y a disfrutar de la motico

    • lorco dice:

      Fue un pelin caro, pero nada que Jamonera no se merezca, la pobre se pega 60 kilómetros y ni se queja!!

      Un gustazo ir en moto y el DOBLE ahora que llega el calorcito

  4. Xavi_kun dice:

    Como debía estar la moto xDDD si fuera tu madre dos hostias te caían!!!!

  5. Pau dice:

    Ella se lo merecía, por los grandes momentos que te ha dado

  6. adela dice:

    ¡larga vida a Jamonera, y que todos lo veamos!