¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Niijima – parte II

Ahí estábamos los dos, mirándonos uno al otro y la tienda que no estaba por ningún lado. Dos opciones nos quedaban, preguntar en la puerta del camping si alquilaban tiendas o irnos a un hotel. Nada fácil pintaba la cosa…
¿Es posible cagarla más? No hay tiempo para hacerse esa pregunta… hay que buscar una solución. Pese a la urgencia, aun quedo en estado de shock anafiláctico… La posibilidad de dormir al raso es descartada por una mirada silenciosa pero elocuente. Hay que hacer algo. La señora igual tiene de sobra, aunque esté rota…
Nerea salio corriendo a preguntar lo de las tiendas mientras yo miraba y miraba por si caía alguna del cielo. No parecía, pero por si acaso yo miraba.
Un chico que había llegado a la misma vez que nosotros me pregunto si teníamos algún problema,
-Nada serio, tan solo hemos olvidado la tienda en casa.
-Vaya… ¿y tu mujer esta enfadada contigo?
-No, no, no podría, fue ella la que preparo la mochila.
-JAJAJAJAJAJA

En esto veo subir a Nerea corriendo y con una sonrisa en la cara que no hacia pensar en que nos tocaría buscar un hotel.
¿Es posible tener más suerte? Una diosa nórdica de amable sonrisa me ofrece casi sin darse cuenta… una tienda de campaña. La sobrecarga de shocks anafilácticos amenaza con acabar conmigo, pero la felicidad y alivio son tales que solo consigo articular una sonrisa y reprimir el deseo de abrazar a aquel par de desconocidos con todas mis fuerzas. Habían salvado el finde.
Al parecer los chicos que estaban al lado nuestro se iban ese día para Tokio y AMABILÍSIMAMENTE nos cedían su tienda a cambio de que se la llevásemos a Tokio a nuestra vuelta. ¡¡Toma ya!! una pedazo de tienda prestada por la jeta, hasta nos ayudaron a montarla.
¡Viva la suerte!

lo cualo??

calvo

 

Tras ese momento de susto/suerte decidimos que era el momento perfecto para salir a dar una vuelta por la isla y ver que podíamos encontrar.

el lugar

oscuro, oscuro

calma

Localizar un par de playas, un par de rinconcitos y a ser posible un BAR. Que cuando uno esta de vacaciones las cervezas siempre saben mejor.
Aprovechamos la emoción para montar en las bicis y empezó mi calvario por haber olvidado la tienda: pedalear. Pero la cerveza tuvo que esperar más de lo que a Guillermo le hubiera gustado.
Aun no tenemos claro el por que ni el como, pero la isla parece estar llena de decoraciones griegas, todo como si estuviera medio destruido, medio conservado, y todo relativamente reciente.
Pasearse en medio de aquellas ruinas greco-romanas (modernas) era como estar en un capítulo de los Caballeros del zodiaco. Y no sabemos porqué… porque ninguno preguntó, pero seguro que alguien es capaz de averiguarlo por nosotros, ¿verdad?

 

verde

espiral

grecia??

Salta membrillo

Caballeros del Zodiaco

 

Nosotros a seguir en nuestras bicis, a pedalear por la isla, al trantran.
“Mahal… me duele el culo. Mahal… esto está muy empinado. Mahal… me bajo. Voy andando.” Durante dos días, este fue el monólogo más repetido.

Hasta que nos encontramos con un camino cortado, una jaula medio abierta y tuvimos que dar la vuelta…
“¿Qué hay por ese camino? ¿Se puede llegar al otro lado, a la playa? Miramos, pero si se pone muy empinado damos la vuelta, ¿vale?”
“Uy… ese camino sinuoso… hay una casa abandonada. ¿Y qué es eso? ¿Una jaula para animales? ¿Es esto una antigua veterinaria? Me recuerda a Resident Evil… ¿Y ese ruido? !Súbete a la bici y corre!”

final del camino

jaula de???

 

CONTINUARA…

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Los buenos días
Hace unos 730 días, relatábamos Fachada a cuchillo
Hace unos 1095 días, relatábamos Un álbum de fotos, Ueno
Hace unos 1460 días, relatábamos Habemus vehículo (moto)
Hace unos 1824 días, relatábamos Miércoles

10 Comentarios a 'Niijima – parte II'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Pau dice:

    Jajaja menos mal que encontrasteis tienda y que huisteis de los animales zombies 😉

  2. uvepece dice:

    jajajajajajja Anda que menudas aventuras que os corréis 😛
    Y vaya majos los compis de camping!! Vaya suerte que tuvisteis!

  3. Curro dice:

    Iba a ser tremendamente cruel, pero imaginar que en esa isla podría encontrarme con algún friki disfrazado de Shiryu ha nublado cualquier maldad que pasara por mi mente…

    Eso sí, la foto de mi hermana saltando está hecha con fotochó, verdá?

    PD: Olvidar el Pasaporte tiene un pase por el tamaño. Si ya empezamos a olvidar la tienda de campaña lo siguiente será olvidarte a tu Mahal…

  4. Laura dice:

    Que bonica la isla! y me alegro mucho de que encontraseis tan pronto un bar jajaja
    Un besazo para los dos!

    Palabra clave: MOTOOOO 😀

  5. EVA dice:

    ¿No sería la isla de LOST?es todo muuuuuy extraño…

  6. Mahal dice:

    Una isla llena de referentes televisivos y cinematográficos: Lost, Resident Evil… y los Sento Seya (Saint Seya era el nombre original de la serie Caballeros del Zodiaco) Kurro, entre tú y yo… había por ahí un par de surferos con melena que si bien no eran Shiryu, no dejaban indiferente a nadie… Si vienes el verano que viene, te llevamos. Había otro tipo de criaturas extrañas, más del estilo LOST, pero eso es otra historia… para la tercera parte…

  7. Jota dice:

    Pues a mi la isla esa me recuerda una peli de Yul Brynner que hacia de robot asesino.

  8. Sol dice:

    No, si al final va a ser cierto eso de que “tó er mundo es bueno”, por lo menos tó er que se cruza en vuestro camino.
    Ciertamente, las ruinas, el río…parece un decorado de pelicula de los sesenta.

  9. adela dice:

    ¡en la jaula debería haberte dejado dormir el lorco, por tu mala cabeza! Que temprano tienes tú invitado al “alemán”.
    Debe ser un lugar muy guapo ¿hay más fotos?
    ah, y vaya favor que os hicieron los nórdicos. Ya se lo podeis pagar por triplicado, que eso aquí no pasa.

  10. Xavi_kun dice:

    Aún me rio de cuando me lo explicasteis xDD mira que dejaos la tienda!!! una cosa tan pequeñita, jaja

    Eso si, flor en el culo para que os dejasen otra 😛

    Por cierto las fotos molan cacho, habrá que ir de visita un día 🙂