¿a Cuenca?, ¿a la mierda?, ¿a la luna?, ¿al infinito y mas allá?

Niijima – parte III

Como este es un viaje anárquico y sin preparación previa. El post también lo será. Cosas que hicimos y cosas que no. No hicimos surf, pero no dejamos de visitar Habushiura. No es que supiéramos que se trataba de un spot de surf ni nada. Al contrario, íbamos buscando un lugar donde tomar una birra frente al mar en compañía de nuestros bocatas.
Birra que nos costo encontrar, todo lo que veíamos en el camino eran restaurantes, ni un bareto de esos con mesas en la calle, con sombrillas en to lo alto y con una camarero/a de esos majetes que te sacan patatas fritas gratis. Eso si, nuestro olfato no falla, si decidimos que vamos a comer en algún sitio al final encontramos birra cerca. En esto caso latas de medio litro, dosis perfecta, y camarera simpática que nos explico que playas eran las mejores para nadar.

 main gate I

main gate II

suferetes

surferooo

 

 

Habushiura no sólo nos brindó la oportunidad de una birra en las escaleras de Main Gate, sino que al paisaje de los surferos haciendo cabriolas se unió otro que no nos esperábamos… ¿Algunas vez habéis visto agua que sube cuadrada? Cada vez nos convencíamos más de que aquella isla escondía un oscuro secreto…

Maldita manía de intentar quitarle al mar lo que es suyo, luego vendrán las madres mías cuando llegue la OLA, LA OLAAA

Pero no sólo de aguas cuadradas vive el turista… Pese a la belleza de las costas y lo pintoresco de sus aguas… Algo nos llamaba hacia el interior de la isla… Una llamada antigua, casi paleozóica… Sí, esto cada vez se parece más a LOST. Y nosotros a sus guionistas… hehe
Y mira que habia cosas raras en esa isla, pero los dinosaurios. Seguro que fueron ellos los que se escaparon de la jaula, SEGURO

provocando

y tu que miras?

amigos para siempre

be my lover be my friend

 

Las intensas emociones, el encuentro con nuestros animales totem y las carreras en bici por los sinuosos senderos de Niijima, dirigieron nuestro pedaleo de forma inevitable al onsen de Mamashita. Esta playa tiene CASI de todo… Solo le falta un chiringuito con birras al borde del mar y nos habríamos quedado allí hasta el invierno.
Si lleva a tener un chiringuito no vamos ni al camping!! Aguita caliente, vistas, gente con la que hablar y practicar ese japones que nos lleva locos, vamos, ni de broma monto yo a Nerea de vuelta en la bici. 

templo griego?? en japon??

escalera al cielo

Onsen (detalla interior)

 

Este onsen, inspirado en la Grecia clásica, sirve a propios y a extraños para aliviar los dolores musculares del surf, el ciclismo, las excursiones… Y completamente GRATIS. Varias pozas a distintas temperaturas con vistas del puerto de Niijima, de la pequeña isla de Shiki Niijima y de la playa de Mamashita (con sus rocas majestuosas). Un detalle del que por educación, no tenemos fotos: la gente. Desde abueletas en bañador, renegridas por los años al sol, vejetes enjutos e igualmente bronceados, surferos de paso, kinkis tatuados y kinkorrillas en mini tanga con el pelo de color indefinido de tanto teñirlo, turistas guiris buscando el manual de instrucciones del lugar, familias enteras, viajeros solitarios… Siempre cabe uno más.
Y allí, en to el medio, los dos 

con camiseta

SIN camiseta

Dos horas en el onsen nos dejaron como nuevos y listos para regresar al camping. Eso noche, ocurrieron dos cosas increíbles:
– yo cociné pescado con verduras en papel albal … Y ESTABA WENO WENO.
– a las nueve de la noche, nuestros cuerpos se fundieron con nuestros espíritus en un profundo sueño hasta la mañana siguiente..
Si es que eso de los scouts y hacer muNcho camping al final vale para algo, esa receta de PEZ a las brasas en papillote, toma nombre rimbombante, bien vale un rato soplando para encender el fuego.

solaco


CONTINUARA…

 

 

 

En un remoto pasado
Hace unos 365 días, relatábamos Atami (熱海市), castillo y …
Hace unos 730 días, relatábamos Un paquete llama a la puerta
Hace unos 1095 días, relatábamos Chōme para entender las direccioné
Hace unos 1460 días, relatábamos Nasugbu, fin de semana bajo la lluvia
Hace unos 1824 días, relatábamos Toro Toro

7 Comentarios a 'Niijima – parte III'

Subcribirse a los comentarios con RSS

  1. Avatar Pau dice:

    Muy apañao sí señor 😀

  2. Avatar Curro dice:

    A mí el tyrannosaurius me da más miedo no por lo que es en sí, sino por lo que me recuerda al Dinosaurio Barney…AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!

  3. Avatar uvepece dice:

    Buen nombre el del onsen ese… 😀 Buen sitio, y para que luego digan que Japón es tan caro: TODO GRATIS!!!! Pero qué les pasa??? No tienen visión comercial en ese sitio… ¬¬

  4. Avatar Jota dice:

    ¿Playa de Mamashita? parece el nombre de una playa mejicana.

    Empiezan a decaer las bandas sonoras de los videos.

  5. Avatar adela dice:

    ¡ Esos ojitos azules de los dino son un pelín chungos!¿La tuya era dinosauria verdad lorco?
    ¿Que son esa especie de grifos-ducha que se ven en una de las fotos?.
    ¡A esos lugares de recreo es donde debemos ir los padres, pá ver si nos quitan los achaques, jejeje!
    Preciosa puesta de sol, pero me sigo quedando con La Caleta

  6. Avatar Sol dice:

    ¿Se supone que eso es un muro antitsunamis?, los humanos estamos locos.
    A mi la banda sonora me ha gustado.
    uvepece: en España también hay termas gratis, vete a Orense y lo comprobarás.

  7. Avatar neki dice:

    Que agustico se os ve con los tolem esos.